•  |
  •  |
  • END

El malestar de comerciantes y transportistas en las calles aledañas a la Alcaldía de Granada continuó, por causa de la ordenanza emitida por el Consejo Municipal, que autorizó el incremento de los impuestos en el mercado “Francisco Ticay Pavón” y el servicio de transporte colectivo y selectivo.

En el caso del mercado, se trata del pago diario por el uso del piso, del 2 por ciento mensual sobre las ventas y de la matrícula anual que los vendedores pagan a la comuna granadina.

Dicha ordenanza fue ratificada en diciembre de 2009, cuando los concejales consideraron la necesidad de aumentar la recaudación, porque, entre otras cosas, dejaron de recibir varios millones que llegaban vía transferencia presupuestaria.

No obstante ese déficit, los manifestantes también lo atribuyen al supernumerario de la Alcaldía y a los altos salarios de los funcionarios, principalmente el del alcalde.

“Para todo aumento de impuestos tienen la obligación de llamar a la directiva de comerciantes, porque nosotros somos los que sabemos cómo la ingeniamos para trabajar y sobrevivir en ese mercado.  Además, impuestos para qué, en qué nos beneficiamos, si ese mercado no mejora, es un edificio viejo y deteriorado que no nos ha caído encima porque Dios es muy grande”, resaltó el secretario de la Asociación de Comerciantes del Mercado, José Ávalos.

El líder de los transportistas y presidente de la Cooturse, Ernesto José Díaz Ortega, señaló que en el caso de obedecer esa ordenanza, los transportistas tendrían que cobrar a cinco córdobas el precio del pasaje en la ruta urbana, que actualmente se cobra a 3 córdobas con 50 centavos.

“El combustible no lo compramos a un precio social; lo estamos pagando al mismo precio que cualquier otra persona. En Managua cobran el pasaje a 2 córdobas con 50 centavos, pero los transportistas reciben 130 millones de córdobas cada tres meses, es decir, que cada unidad recibe 800 córdobas diarios, aunque no vaya a trabajar. Nosotros aquí no recibimos nada de eso”, sostuvo.

Agregó que: “Si nosotros vamos a pagar más impuesto, eso se lo tenemos que cargar a la población, porque de dónde vamos a sacar para pagar los 20 dólares que diariamente damos para nuestras unidades y que, además, ya se están
desbaratando”, concluyó Díaz Ortega.