Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Juigalpa
Inconformes se sienten pobladores de Juigalpa por las perforaciones de calles debido a las instalaciones de la tubería de agua potable, sin embargo, cada instalación tiene una duración de hasta mes y medio, obstaculizando la libre circulación de los peatones y medios de transporte.

La empresa Néstor y Armando Pereira NAP, quienes ganaron la licitación para la instalación de 40 kilómetros de tubería en toda la ciudad, son los responsables de la obra y hoy están pidiendo el doble del costo del proyecto argumentando que el suelo de Juigalpa es rocoso y fangoso y los costos de dejar las calles tales como las encuentran, es difícil.

Calles recién adoquinadas, andenes y cunetas fueron abiertas para el cambio de tubería, pero muchas permanecen sin cerrarse en el tiempo estipulado y una vez que son reparadas no quedan igual, sino que en pésimo estado.

Denuncian pretensión de empresa a cargo

La presidenta ejecutiva de Enacal, Ruth Selma Herrera, en reciente visita a Juigalpa para la inauguración de la segunda etapa del proyecto de agua, denunció las pretensiones de los dueños de NAP de estar pidiendo cuarenta millones de córdobas más por el proyecto e instó a la población a presionar a la constructora para que finalice los trabajos en el tiempo estipulado, que es a finales de marzo, y se pueda gozar a plenitud del servicio de agua en cada barrio.

“Creemos que es poco responsable de esta empresa decirnos ahora que el proyecto costará el doble de lo ganado en licitación, argumentado que la capa de suelo de Juigalpa es rocosa y hacer las zanjas para el cambio de tubería es costoso, ellos debieron hacer un estudio de suelo y visita de campo antes de presentarse a la licitación para estar claro de la responsabilidad del proyecto y no venir ahora con ese argumento”, señaló Herrera.

Reclamo justo

La población está consciente que todo progreso tiene su atraso, y tener el inconveniente de las calles abiertas para el cambio de tubos es necesario, lo que reclama la población es el desorden con que se están abriendo las calles, porque algunos trabajos se dejan a medias y se inician otros y al final de cuentas están todas las calles abiertas, que no hay por dónde transitar.

Además están demandando la intervención de la municipalidad porque al final de cuenta ellos son los dueños de las calles y tienen que velar porque queden igual a los pobladores que pagan un porcentaje por cada proyecto de adoquinado, cuneta o andenes que se ejecutan.

“Nosotros acabamos de finalizar el proyecto de cunetas y andenes, y ya nos rompieron las calles y los andenes, estamos exigiendo que nos dejen nuestras calles tal como las encontraron, porque fue una lucha para ganar ese proyecto, para que ahora nos queden peor”, argumentó el coordinador del barrio Santa Clara, Mario Quintero.

Alcaldía recibirá calles

Por su parte, el vicealcalde de Juigalpa, Benedicto Miranda Cantillano, destacó que desde antes que se declarara un ganador del proyecto se le explicó a Enacal que el contrato con la empresa ganadora debía estipular que las calles quedarían igual a como las encontraban, sobre todo las calles que en 2009 se habían adoquinado con gran esfuerzo.

“Hemos encontrado que algunas calles están en pésimas condiciones y el adoquinado no quedó igual, por eso encontramos ecos en las peticiones de los pobladores y vamos a ser enérgicos con la empresa NAP y pedirles que dejen las calles en las condiciones que las encontraron y ya nombramos a un ingeniero supervisor para que reciba estas obras”, destacó el vicealcalde.

Miranda Cantillano también aseguró que en caso de las calles de macadán velarán porque éstas queden mejor de lo encontrado porque no es justo que la municipalidad asuma este costo cuando esta empresa está ganando por este trabajo y la población tiene que apoyarlos para exigir un buen resultado, y que su calles queden en buenas condiciones.