Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS
Setenta y cuatro personas de trece familias ubicadas a orillas de la laguna de oxidación en Bonanza tuvieron que ser reubicadas de emergencia por el riesgo que corrían de que la llamada “presa de cola” se les viniera encima y terminaran aterradas dentro de sus humildes casas.

Según el encargado del área ambiental de la empresa minera Hemco, Gregorio Downs, un sismo de 4.2 grados, el pasado 30 de enero pudo haber sido el causante de un deslizamiento de tierra de una de las paredes que sostiene la pila de oxidación donde caen los residuos tóxicos provenientes de Hemco.

La noticia del deslizamiento y amenaza que la presa se iba a romper, hizo que la empresa iniciara las mismas labores de evacuación de más de 30 familias ubicadas en la parte de riesgo y comenzaran a reforzar con material sólido las bases.

A pesar del esfuerzo por tratar de evitar mayor desgracia, desde el pasado lunes unas trece familias fueron sacadas de la zona de riesgo y llevadas a casas, que según la empresa están alquilando mientras se les construye casas de madera que tendrán tres cuartos, comedor, cocina y un patio con áreas verdes.

Otra cantidad de familias se oponen a ser reubicadas mientras la empresa no les dé una oferta seria, ya que independientemente que les den dónde vivir, ellos (Hemco) deberían pagar una indemnización por las mejoras que cada familia tiene, considera Genaro Santos Días, quien aún permanece cerca de la “bomba de tiempo” junto con sus seis hijos y su esposa.

¿Autoridades compradas?

Melvin Pérez, Director del área de Medio Ambiente de la Alcaldía de Bonanza, dijo que la semana pasada llegaron al municipio técnicos de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente del Gobierno Regional, los que junto al Marena hicieron una inspección, pero el informe final de lo que vieron aún no está listo, manifestó el funcionario.

La población critica el hecho que cada vez que los funcionarios del gobierno regional y de esa secretaría ambiental llegan a Bonanza a realizar supuestos trabajos, éstos son atendidos como reyes, con hospedaje, comida y otros tratos especiales que más parecieran ser dueños de Hemco que técnicos ambientales.

Intentamos conocer la versión del delegado municipal del Marena, Francisco Mairena, pero éste rehuyó contestar las preguntas de los reporteros respecto de la situación presentada con la pila de oxidación.

Amenazas a familiares de trabajadores

Algunos pobladores que no viven cerca de la laguna dijeron que ésta ya colapsó desde hace varios años y hasta ahora la empresa se ha dado a la tarea de construir otra, al tiempo que han mantenido una posición intimidante a la comunidad y autoridades municipales y regionales.

Versiones distintas

Uno de los afectados narró que la noche que se percataron de la amenaza fue porque de una de las paredes comenzó a salir agua y residuos que poco a poco se iba haciendo más grande por lo que avisaron a la Empresa, que procedió a evacuar a las familias en coordinación con el Comité de Emergencia Municipal.

Por su parte, Alexander Alvarado, alcalde del municipio, dijo que la laguna fue construida muy cerca de la ciudad, y es un peligro para la población urbana, que de ceder, algún costado de la
laguna podría inundar y afectar varios barrios. Agregó que se están haciendo los análisis de agua del río que está cerca de donde se ubica el estanque para descartar que haya caído residuos de cianuro.

Versión de Hemco

Hemco dio a conocer una nota de prensa donde indica que con el objetivo de prevenir cualquier eventualidad que pudiera provocar un sismo de intensidad regular, la empresa minera activó una serie de medidas preliminares recomendadas por la Secretaría de Recursos Naturales (Serena) y la empresa internacional Knight Piésold, experta en asesorías ambientales.

Como primera acción, en coordinación con la Alcaldía y Comupred, se decidió acelerar el Plan de Ordenamiento de Desarrollo Urbano (Podu) aprobado en 2009 por el Concejo, que contempla la reubicación de viviendas en zonas de riesgo.

“Las primeras viviendas a reubicarse corresponden a familias asentadas en las proximidades de la laguna. El traslado se hará a las zonas designadas en el Podu. A la fecha, se han reubicado 4 de las 13 familias y el resto se terminará de trasladar en los próximos días”, aseguró el Ingeniero Alejo Oliva, Gerente General de Hemco.