•  |
  •  |
  • END

Miembros del Movimiento Comunal Nicaragüense se plantaron con mantas y pancartas frente a las instalaciones de la Alcaldía Municipal de Granada para demandar lotes y viviendas dignas para unas 2,400 personas que integran 400 familias, que actualmente están asentadas en predios baldíos, a la intemperie y sin condiciones de seguridad para vivir.

La petición la vienen haciendo desde agosto de 2009 cuando se reunieron con el alcalde, Eulogio Mejía Marenco y con el gerente municipal, Alonso Cano, a quines les solicitaron la ejecución de proyectos destinados a conseguir los terrenos. El representante legal y líder, Fernando Gómez Morales, explicó que el encuentro lo sostuvieron en una gran asamblea en el Movimiento Comunal de Granada.

Se formó una comisión técnica integrada por la concejal, Margarita Molina, y los directores de departamentos públicos, Rolando Canales, Clarence Reyes, Roberto Marcenaro y Orlando Morales. “El seis de enero los miembros de esta comisión fuimos a ver unos inmuebles en el sector norte de Granada, y los ingenieros emitieron un dictamen en que determinan que esos terrenos son habitacionales, que no hay impacto negativo contra el medio ambiente y que es viable que la alcaldía haga la enajenación y de esta manera resolver el problema”, sostuvo Gómez Morales.

Petición en agenda

El Concejo Municipal incluyó la petición en la agenda de la última sesión ordinaria, en la que la concejal sandinista, Flor de María Rivera manifestó que si el gobierno local cediera dichos terrenos, el gobierno central estaría en toda la disposición de gestionar la construcción de las viviendas.

“A las autoridades municipales les corresponde garantizar el terreno. El gobierno ya dispone de varios millones de dólares para invertir en viviendas sociales: ahora que ya tenemos las condiciones, este proyecto sí es posible”, resaltó la funcionaria. No obstante el edil dijo que necesitaba tiempo para escuchar sugerencias de los concejales y luego poder emitir su posición.