•  |
  •  |
  • END

Los transportistas del departamento de Granada manifestaron que a pesar de la aplicación de los costos tarifarios que el gobierno está haciendo sobre el bolsillo de los usuarios, principalmente del transporte colectivo, no incrementarán el precio en el pasaje.

Jorge Vidal, miembro del Comité de Transporte de la Cuarta Región por este departamento, manifestó que la falta de control del gobierno sobre el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, ha ocasionado una saturación de rutas, “incluso algunos funcionarios públicos de los últimos gobiernos han hecho una ‘piñatita’ y vemos que todavía hay unos que tienen concesiones del Estado”, dijo.

Sin embargo, las opciones que, según él, hay que evaluar para no perjudicar a los usuarios son: reducir el costo de las utilidades de las petroleras, aplicar al diesel el impuesto específico de consumo --que anda por el 27 por ciento-- y expandir los beneficios de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, a los otros departamentos del país.

Ejemplo de Managua
“Los transportistas de Managua tienen una asignación de combustible a 40.50 por ciento, tienen subsidio del gobierno y, recientemente, la Asamblea les asignó 26 millones de dólares para la compra de unidades. Los de los otros departamentos parece que no fuéramos transportistas”, lamentó.

Por su parte, Freddy Juárez, Presidente de la Cooperativa Granadina de Transporte (Coogrant), manifestó que lo ideal sería que el gobierno subsidiara la compra del combustible, tal como sucede en El Salvador y Guatemala, “si eso sucediera, en ningún momento le subiríamos al pasaje, porque no queremos perjudicar a los pasajeros”.

Según él, los costos para los empresarios del transporte se han duplicado, ya que antes en un microbus se invertía entre 800 y 900 córdobas para tres viajes diarios a Managua, pero ahora se necesitan entre 1,500 y 1,600 córdobas.

Estudian rebaja para estudiantes
“Eso sólo en lo que se refiere a combustible, pero aparte hay que comprar aceite, llantas o alguna pieza que se dañe”, manifestó. El precio de las llantas oscila entre 130 y 200 dólares, dependiendo de las características.

Además, dijo que como parte del esfuerzo de la Coogrant para apoyar a los universitarios que viajan todos los días a Managua, están estudiando la propuesta de una promoción que consistiría en reducir en un 25 por ciento el costo del pasaje.

“También queremos ubicar en la parada de buses una máquina con acceso a Internet para que los estudiantes con menos facilidades económicas, puedan hacer sus trabajos a precios bajos”, señaló Juárez.