Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

Este próximo viernes quedarán instaladas las Comisiones Laborales Territoriales del departamento de Granada, conformadas por dirigentes de las confederaciones sindicales existentes y representación de la patronal, manifestó la delegada del Ministerio del Trabajo, Mitrab, Mildred Rivas Zúniga.

“La mesa laboral territorial es un espacio de concertación, de consulta y de seguimiento en la ejecución de prácticas laborales, que debe convocar a los ciudadanos y organizaciones claves”, adelantó Rivas Zúniga.

Explicó que el Mitrab, está consciente que la agenda laboral debe hacerse en la búsqueda de resolución de conflictos, a través de acciones que contribuyan a enfrentar adecuadamente los desafíos en el ámbito laboral.

Integrarán facultades de Derecho
Para ello, tienen previsto integrar representaciones de los centros superiores de estudios que imparten la carrera de Derecho, como la Universidad Hispanoamericana (Uhispam) y la Universidad Politécnica de Nicaragua (Uponic) recintos Granada.

En ese sentido, ya existen coordinaciones y convenios para que los estudiantes hagan sus prácticas profesionales en el Ministerio del Trabajo. “La mesa laboral es importante para los demandantes y demandados, porque es una forma de concertación para escuchar a la población, sensibilizarla sobre temas estrictamente laborales, instruir los casos y brindar respuestas y agilidad en cuanto al problema del trabajador”, indicó la funcionaria.

Lo que abordarán las mesas laborales
Explicó la funcionaria que en adelante, con los conflictos laborales, sólo se enviará una citatoria al patrón, no se hará extensiva como se hacía antes que significaba oportunidad para el empleador si decidía no presentarse y por ende atrasos en los trámites. “Ahora se agotará la vía administrativa. De esa manera, puede que las partes en conflicto lleguen a un acuerdo o se vayan a lo judicial, a los juzgados laborales”, añadió Rivas Zúniga.

Amplió que con las mesas laborales también se abordará el tema del trabajo infantil, respetando ciertos parámetros, por ejemplo, que el adolescente puede laborar a partir de los 14 años, siempre y cuando tenga una constancia emitida por el Ministerio del Trabajo, que se le respeten sus derechos humanos y no sea expuesto a riesgos físicos, tales como levantar cargas pesadas.