•  |
  •  |
  • END

Campesinos del municipio de Kukra Hill, Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS, denunciaron la contaminación del río Las Limas tras ser convertido en vertedero de desechos tóxicos de una planta procesadora de palma africana ubicada en ese lugar.

El finquero Pablo Rodríguez afirma que la pila de oxidación de esa fábrica se desborda y va a parar al río Las Limas, provocando mortandad de peces, tortugas, cuajipales y reses que sacian su sed en ese manto acuífero.

Adrián Granados, un dirigente campesino de la zona, dice que ocho familias son las más afectadas por la proximidad de sus fincas al lugar donde desemboca la pila de oxidación en el río Las Limas. “Se registran cinco abortos de vacas por beber agua contaminada”, denunció.

La señora Juana González se queja por la muerte de dos bestias, envenenadas con las aguas contaminadas del río Las Limas. “Además, no soportamos la pestilencia y las nubes de moscas que son atraídas por la pulpa de la palma africana, que no recibe ningún tratamiento para eliminar su toxicidad”, denunció.

Los campesinos
Pablo Rodríguez, Gregorio Romero, Óscar Rodríguez e Ignacio González, campesinos de la zona, formaron una comisión para denunciar a la empresa procesadora de palma africana --de capital tico-- ante el Marena y el Ministerio Público, por la contaminación del río Las Limas, que es afluente del río Malopy, y a su vez desagua en el caudaloso río Escondido, agravando los daños ambientales en tan importante reservorio de agua.

Los denunciantes dijeron que la alcaldía de Kukra Hill y otras autoridades se hacen de la vista gorda porque la empresa es el mayor contribuyente tributario en ese municipio caribeño.