Tatiana Rothschuh
  •  |
  •  |
  • END

Virginia del Carmen Velásquez Zepeda, es la desesperada mujer originaria de El Castillo, en el departamento de Río San Juan, que está a punto de ser desalojada por una orden judicial, después que tres magistrados de la sala civil de apelaciones de la Circunscripción Central, revocaran una sentencia de la juez de distrito civil, Alba Marina Vargas, en la que la judicial no dio lugar a la acción de comodato precario.

Mostrando documentos y aferrada al acta de donación que otorgara Efraín González Rivera, con la que ha luchado en los tribunales, Velásquez refirió que es de sobra conocido por la población de El Castillo, que mientras convivió con González, obtuvieron dos bienes inmuebles, uno de ellos que quedaría en manos de sus 2 hijos (donde ella ha vivido), pero ya muerto apareció el señor Bernabé Reyes Aragón y Francisca Celibel Palacios, simulando un acto de venta del inmueble, según ella utilizando artificios abogadiles.

“Viví en una relación de hecho estable por más de 18 años y procreamos dos hijos: Rudy y Efraín Uriel González Velázquez, obtuvimos dos propiedades y en la separación antes de su muerte donó una de ellas a mis dos hijos, sola reconstruí la casa y levanté el negocio de mi bar y hospedaje El Manantial”, afirmó Virginia, al asegurar que siempre ha habitado en el lugar.

Manifiesta la denunciante que cuando obtuvo el fallo de la juez Alba Marina Vargas, en el cual no da lugar a la demanda por comodato precario, que introdujeron Reyes y Palacios, ella consideró en ese tiempo que la justicia estaba de su lado, pero se sorprendió cuando los magistrados dieron lugar a la apelación y ordenaron el desalojo.

A juicio de la denunciante, los magistrados de apelaciones están actuando con parcialidad y no están apegados a la ley. Para ella, existe una clara inclinación hacia el señor Bernabé Reyes, por ser concejal liberal en El Castillo, a quien señala de “estar utilizando tráfico de influencias”.

Velásquez, pidió por este medio a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que revisen el caso, que no se cometa una injusticia con su familia.