•  |
  •  |
  • END

Once comerciantes que desde hace más de siete años se ganan la vida durante la temporada de verano en las costas de la Playa La Virgen, del municipio de Rivas, lograron que la Alcaldía, les redujera el costo de un contrato de arriendo de 7 mil 500 córdobas a 2 mil.

Los comerciantes se establecen en dichas costas por espacio de un mes. Según el vocero de esta comuna, Mario Alemán, cobran los contratos de arriendo de áreas municipales en base a una ordenanza en la que se estipuló, que por cada metro cuadrado, el arrendatario tiene que pagar 240 córdobas. “Es por eso que el cobro era de 7 mil 500 córdobas”, comentó.

El monto cobrado generó inquietud entre los comerciantes y no tardaron en oponerse. Ellos señalaron que en los gobiernos municipales anteriores, lo más que llegaron a pagar por el derecho de construir sus ramadas fue 300 córdobas a 500, por lo que amenazaron que no trabajarían si les mantenían ese elevado cobro.

La inconformidad de los comerciantes era tal, que también amenazaron con impedir que otros comerciantes se instalaran. “Haremos de todo para evitarlo”, dijo doña Rosa Montiel.

Para resolver la crisis, la vicealcaldesa Esperanza Núñez y el secretario del Concejo Julio Mongalo, se reunieron con los quejosos. La propuesta de los afectados era el pago de mil córdobas por el arriendo, pero al final, acordaron los 2 mil para cancelarlos en dos tantos.