•  |
  •  |
  • END

Por estar obstruidos los tubos pluviales de tierra, llantas y botellas, entre otros materiales, Enacal en conjunto con la alcaldía de Masaya y el Minsa, decidieron abrir la calle a dos metros de distancia, para limpiar, los tubos de treinta y tres pulgadas del drenaje pluvial, en una distancia de 105 metros lineales, iniciando desde la farmacia de Santa Rita, al tragante que colinda con el Cauce Central.

Cuando se estaban quitando los tubos, se originó un derrumbe de una de las partes de la cañería de las aguas negras en horas de la noche del pasado jueves; y el viernes en horas de la madrugada otro, por lo que Enacal decidió dejar sin agua varios barrios de Masaya.

Evitando contaminación

Esta medida se tomó para evitar cualquier contaminación, ya que se podía encontrar el agua potable con el agua negra, según dijo la delegada de Enacal en Masaya, Karina Mejía.

Agregó que antes de suspender el servicio de agua potable, se le avisó a la población. Cabe señalar que el servicio, ya fue reestablecido.

En la entrada que va hacia la terminal de buses, estaba llena de agua sucia, porque una de las medidas fue cerrar esa parte de la calle para que no cayera el agua en la zanja y, de esa manera, dejar trabajar a la alcaldía de Masaya para resolver de inmediato el problema.

Construyen canaleta

María José López, responsable de mantenimiento de calles y caminos de la alcaldía de Masaya, dijo que se está construyendo una canaleta de un metro de alto por un metro punto tres metros de ancho, y será remachada por una viga corona de 20 centímetros de alto, y por cada dos metros se colocarán columnas para sostener la presión de las aguas pluviales, “ojalá, no se vuelva a taquear de basura, para evitar este problema”, concluye, López.

López también informó que quitarán los tragantes, para construir en las cunetas unas cajas pequeñas, con rejillas de hierro, para evitar que la basura vuelva a caer al drenaje pluvial.

Más de tres millones de córdobas será el costo que invertirá la alcaldía de Masaya, en el cambio de tubería de aguas pluviales, en el sector norte del Mercado de Masaya el cual también conecta con el hospital de este municipio.

En la primera etapa se invierte más de un millón de córdobas, y se hará un nuevo adoquinado.