•  |
  •  |
  • END

Bluefields
La agobiante pobreza, la falta de oportunidades y la creciente crisis económica ha motivado a 16 adolescentes y niños de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur, a labrar su porvenir a punta de puñetazos en el rudo deporte del boxeo.

El entrenador y líder del grupo, Gilberto Gil, afirma: “cansados de escuchar promesas de los políticos, la incertidumbre de un futuro sombrío y temerosos de la tentación de los vicios y la vagancia, decidimos encerrarnos en un gimnasio improvisado a practicar el boxeo, conscientes de que es un deporte difícil pero prometedor cuando te entregas de lleno a él”.

Gil confiesa que los noveles pupilos tienen que turnarse con los únicos dos pares de guantes y dos sacos de golpear que tienen para practicar en el antiguo Teatro Variedades de Bluefields, un edificio ruinoso que amenaza con caer por su propio peso.

Diedry Corea, un niño de apariencia endeble de tan solo 13 años de edad, dice que hasta el momento solo cuentan con el respaldo de míster Weedy Hawkins y Robert Hodgson, dos amantes del boxeo que respaldan decididamente a los aspirantes a estrellas del ring.

En tanto Denilson Gómez, de 13 años (el más pequeño de la camada), pide al Gobierno Regional, Consejo Autónomo de la RAAS, Alcaldía de Bluefields y directivos del Instituto Nicaragüense de Deportes, que los apoyen para salir adelante.

Sueños de gloria
Gilberto Gil (originalmente Hills, antes de españolizar su apellido), tiene 23 años y ya ha combatido en peso gallo, destacándose por su pegada, rapidez y nivel técnico.

Gil se declara admirador y seguidor de Alexis Argüello y Mohamed Alí, a quienes trata de imitar en su empeño, disciplina y entrega deportiva. “Pero quiero crear mi propio estilo y pelear por un título mundial”, confiesa entusiasmado.

Este púgil que también es cantante de Hip Hop y Rap, hace un llamado a los niños y jóvenes costeños, para que tomen conciencia del peligro de las drogas, se dediquen a los estudios y practiquen un deporte sano como el boxeo, que según él puede dar fama y fortuna cuando tienes talento y te entregas por completo a su práctica.