•  |
  •  |
  • END

Once comerciantes que desde hace más de siete años se ganan la vida durante la temporada de verano en las costas de la playa La Virgen, del municipio de Rivas, lograron que la alcaldía les redujera un contrato de arriendo de 7, 500 córdobas a dos mil.

Según el vocero de la alcaldía Mario Alemán, los comerciantes se establecen en dichas costas por espacio de un mes y explicó que en todo el municipio cobran los contrato de arriendo de áreas municipales en base a una ordenanza en la que se estipuló que “por cada metro cuadrado el arrendatario tiene que pagar 240 córdobas y en el caso de ellos el total a pagar por el área arrendada era de 7, 500 córdobas” comentó.

No obstante, esa cantidad asustó a los once comerciantes y de inmediato procedieron a oponerse señalando que en los gobiernos municipales anteriores lo más que llegaron a pagar por el derecho de construir sus ramadas fue 300 córdobas, por lo que aducían que no trabajarían si les mantenían ese elevado cobro, que supera en siete mil al del año pasado.

Arreglo final
La inconformidad de los comerciantes era tal , que señalaban que si no les rebajaban tampoco permitirían que cedieran los contrato de arriendo a otras personas según detalló doña Rosa Montiel.

Pero en las negociaciones entre comerciantes, la vice alcaldesa Esperanza Núñez y el secretario del Concejo Municipal, Julio Mongalo, se logró llegar a un arreglo y aunque los arrendatarios querían que se les cobraran un mil córdobas al final aceptaron la oferta de cancelar dos mil córdobas en dos partidas.