•  |
  •  |
  • END

Con el lema “Somos protagonistas de cambio en la construcción de una sociedad más justa, con equidad de género, redistribución de las riquezas, la palabra, el poder y los derechos”, se realizó el evento de intercambio de promotoras y promotores del Centro Jurídico Popular de Matagalpa y gobiernos locales.

En el intercambio de experiencia de estas promotoras, capacitados en temas como delitos de violencia intrafamiliar y sexual, género y empoderamiento, ley de participación ciudadana, enfrentamiento legal para solicitar medidas de prevención, transmisión de enfermedades VIH, SIDA, ETS y embarazos en adolescentes, se dieron a conocer los logros alcanzados y los obstáculos para que la gente de escasos recursos económicos puedan tener acceso a la justicia.

Esquipulas con negro historial

En este intercambio estuvieron presentes miembros del Ministerio Público, quienes tomaron nota de cada uno de los problemas que cada promotor y promotora han encontrado cuando les toca atender casos de violencia intrafamiliar.

Esquipulas es uno de los municipios que más registra delitos de violación, donde en lo que va del año se han registrado seis casos y muchos de los autores de estos delitos andan en libertad, a pesar del trabajo que los promotores viene realizando para que las personas que cometen esos actos sean castigados.

Martina Mercado de la comunidad de El Barro del municipio de Esquipulas, señaló la importancia de que en la actividad estuviera la vicealcaldesa de ese municipio, para que cuando lleguen a la alcaldía a buscar alguna ayuda para atender un caso, se la faciliten, aseguró.

Gracias al Centro Jurídico Popular, con el cual ya tienen nueve años de venir trabajando, es que hoy hay una red de promotores rurales donde 225 son mujeres distribuidas en los nueve municipios, contando con el financiamiento de la Agencia Española de la Cooperación y Desarrollo.

El secretario del consejo municipal de Matiguás, señaló que los promotores realizan un buen trabajo, pero es muy difícil que todas las personas puedan tener acceso a la justicia, ya que hay comunidades alejadas de las cabeceras municipales y en esta sólo hay un fiscal y un juzgado local y a veces el caso que se ventila tiene que ser atendido por un juzgado de distrito, y es ahí donde todo el trabajo se cae.

El Centro Jurídico Popular, que es dirigido por Rosibel López Zeledón, quien a la cabeza de un equipo están trabajando en los municipios de Darío, Terrabona, San Dionisio, Esquipulas, La Dalia, Jinotega, San Rafael del Norte, San Ramón y Matiguás.