Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Los elevados cobros de la energía por parte de Unión Fenosa están debilitando a los dueños de bares y restaurantes de Chontales, porque sus costos de operación se incrementan y las ganancias se ven reducidas mes a mes.

Don Guillermo Talavera es el propietario del restaurante Solmar y en su negocio implementa una serie de medidas para ahorrar energía, pero su factura, como por arte de magia, pasó de mil doscientos córdobas a cinco mil quinientos.

“Tengo los mismos equipos, cuando no hay clientes cierro temprano y utilizo lo mínimo de energía, sin embargo mi consumo no baja ni centavos”, aseguró Talavera, quien señaló que esta situación lo ha obligado a cancelar el valor de su factura en dos cuotas.

Factura de 75 mil córdobas
Los cobros inusuales de la transnacional no terminan aquí, porque al propietario de la Discoteca La Quinta, Sergio Figueroa, lo sorprendió una factura por 75 mil córdobas, y al reclamar ese consumo en la oficina de Fenosa la respuesta que encontró fue la siguiente: “Eso registró su medidor y tiene que pagar, porque de lo contrario se la mandamos a cortar”.

Para este empresario los elevados costos de la energía no le permiten a este sector mejorar la infraestructura de sus negocios, cumplir con los beneficios sociales de los trabajadores y pagar los impuestos.

Lamentó Figueroa la falta de organización de las empresas turísticas de Chontales, porque Cantur no cuenta con un dirigente que en realidad se preocupe por la problemática del sector, y de manera independiente cada quien hace lo que puede ante las arbitrariedades de Unión Fenosa.