•  |
  •  |
  • END

La eminente cancelación del programa Cuenta Reto del Milenio, CRM, en el Occidente del país, después de que el Frente Sandinista y cuatro de sus nueve concejales declararan “non grato” al embajador Robert Callahan, es una constante que mantiene inseguros a miles de productores y artesanos, beneficiados con la ayuda del pueblo y gobierno de Estados Unidos.

Después de las declaraciones de Callahan el miércoles 20 de marzo, cuando admitió que es imposible sentarse con el edil leonés, Manuel Calderón, y demás alcaldes del país electos en las fraudulentas elecciones de 2008, las oficinas de la CRM permanecen con las puertas cerradas, y según una fuente vinculada con esta institución, es probable que después de Semana Santa cierren todo el proyecto que tiene incidencia en León y Chinandega.

La ex vicealcaldesa del Frente Sandinista en León, Dora María Gurdián, una mujer que goza de respeto y popularidad por su destacada labor profesional como funcionaria pública y empresaria de la localidad, calificó la acción orteguista como una ignorancia política que deja mucho que desear.

“Me da mucha pena por lo que ha ocurrido aquí en León con el desaire en contra del embajador Callahan, sobre todo porque nosotros hemos sido un pueblo con mucha cultura y educación, nos hemos identificado como ciudad universitaria, de donde han sobresalido muchas figuras cultas, nunca creímos llegar a este colmo cultural”, afirmó la ex funcionaria de la comuna.

Señaló Gurdián que el grupo orteguista reunido el viernes para declarar non grato al diplomático norteamericano sólo refleja el punto de vista del Frente Sandinista, y no el de las grandes mayorías. “Los leoneses no lo podemos ocultar, no podemos olvidar esas escenas deprimentes, cuando observamos al señor Calderón con un garrote en las manos negándole el paso a hermanos nicaragüenses que pretendían  participar libremente en una marcha cívica, fue fatal la actitud de Calderón”, expresó.

A juicio de Gurdián, declarar no grato a una personalidad tan ilustre como el embajador Callahan es el peor error del orteguismo, “no se está menospreciando al gobierno de los Estados Unidos, al embajador Callahan sino a un pueblo que ha donado sus recursos económicos provenientes de sus impuestos para la construcción de la hermosa carretera que hoy poseemos y que nunca la hubiéramos podido hacer nosotros mismos, y mucho menos el gobierno local”, refirió la lideresa de raíces conservadoras.

A través de un encuentro sostenido el viernes en horas de la mañana después de que fue declarado non grato el embajador Callahan, los alcaldes que conforman la Asociación de Municipios del Norte de León y Chinandega, Amuleon, reconocieron el apoyo de Estados Unidos a través de la CRM, sin embargo, respaldaron al edil Calderón y condenaron las declaraciones de Callahan.

Barney Pulido, edil del municipio de Santa Rosa del Peñón y presidente de Amuleon, reconoció que ningún alcalde de Occidente se ha reunido con el embajador de Estados Unidos, “aquí hubo elecciones y es el pueblo el que está decidiendo quiénes son sus autoridades municipales, a mí no me interesa lo que diga el embajador Callahan, que hubo fraude electoral, nosotros respaldamos a Calderón”, dijo.

Asimismo, señaló que la Cuenta del Milenio es un proyecto importante para combatir la pobreza y el desempleo, “nosotros reconocemos que este proyecto ha financiado en la parte agrícola a miles de productores, por ejemplo en el municipio de Santa Rosa del Peñón, han financiado alrededor de 600 productores, y eso es muy bueno”, detalló el munícipe.

Ilegalidad reiterada del Concejo
Otra reacción en contra de la declaratoria emitida por cuatro de nueve concejales leoneses fue la del concejal del PLC en León, Diego Reyes, quien aseguró que el Frente Sandinista ha caído de ilegalidad en ilegalidad, primero lo destituyó a él con el objetivo de dominar en las decisiones del Concejo, “antes eran cinco votos liberales contra cinco
orteguistas pero al sacarme de la jugada ellos tienen el dominio”, relató.

De la misma forma destituyeron en diciembre del año anterior al concejal Norberto Ruiz e  impusieron la presencia de la concejal suplente Benita Vergara, tres meses después los mismo concejales orteguistas declaran non grato al embajador Callahan, pero nosotros los concejales liberales reprochamos la actitud del orteguismo, y nos solidarizamos con el embajador Callahan por los ataques constantes que mantiene el partido gobernante en contra de él, aseveró.

Una opinión similar expresó Mainor Tercero, concejal liberal, quien dejó claro que su bancada discierne de la posición orteguista, y a su vez promueven un escrito de impugnación ante el Concejo, para que quede constancia de su posición y protesta.

“El embajador Callahan debería ser recibido con los brazos abiertos, ya que el gobierno que el representa nos ha traído muchos beneficios a nuestro municipio”, dijo Tercero.