•   LAS MINAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Las familias que disfrutarán Semana Santa de las aguas en los principales ríos de Las Minas, contarán con varios dispositivos de servicio social, para proteger y auxiliar a cuantos veraneantes se encuentren en peligro.

Así lo anunciaron las autoridades de los gobiernos locales e instituciones gubernamentales, que ejecutan el “Plan verano, seguro y solidario”, en Bonanza, Rosita, Siuna y Mulukukú.

Las alcaldías de estas localidades, el Ministerio de Salud, brigadistas municipales voluntarios, defensa civil del ejército y la policía, aseguran disponer de un personal calificado para estar en los principales balnearios, atentos ante cualquier emergencia.

Labor preventiva
En el caso de la policía, además de realizar una labor preventiva, también promueve la responsabilidad en el manejo de vehículos, la buena conducta y la recreación en los ríos en un ambiente sano.

La policía y su equipo de apoyo, no permitirán cerca de ríos o pozas de agua a personas que se encuentren en estado de embriaguez, que ponga en peligro su propia vida, además de discusiones que desemboquen en pleitos, por lo que éstas serán retiradas del lugar, advirtió la institución policial.

El Alcalde de Rosita, Arturo Ibarra, aseguró que el objetivo del plan es para garantizar la vida de las personas que concurren a los balnearios, mediante acciones preventivas de persuasión, alertas y atención inmediata.

Balnearios cubiertos
Indicó que en los principales balnearios estará un dispositivo interinstitucional, que se compone de médicos, enfermeras, brigadistas y especialistas en rescate, en función de atender a la ciudadanía.

El balneario más concurrido en Rosita, es el Bambana, ubicado a un kilómetro de la central de la ciudad, en Bonanza, es Agua Clara, que está a dos kilómetros de la calle central.

Wany, es el río más visitado por bañistas de Siuna, mientras en Mulukukú, el río Tuma, bajo el colosal puente del mismo nombre, es el sitio preferido de los lugareños.

En el 2009, sólo se registró un caso de muerte por sumersión, siendo el río Tuma el que se tragó a un bañista. Las autoridades esperan que este año no ocurra ninguna tragedia.