Róger Olivas
  •  |
  •  |
  • END

Con el propósito de detener los daños irreversibles al medio ambiente, un grupo de chinandeganos marchó durante una hora por las principales calles de esta ciudad hasta culminar con un acto en la Plaza “Salomón Ibarra Mayorga”.

De esta manera, con niños, jóvenes y adultos, Chinandega formó parte de las seis mil ciudades del mundo que participaron en la campaña de preservación de los recursos naturales y contrarrestar simbólicamente el daño al cambio climático, conocida como la Hora del Planeta.

La actividad es originada por el Fondo Mundial para la Naturaleza, con participación, de acuerdo a los organizadores de mil millones de personas en el planeta Tierra.

Durante la conclusión de la marcha, se presentaron filmes alusivos a la necesidad de detener el deterioro de los recursos naturales.

Uno de los participantes expresó su preocupación debido al aumento de incendios forestales principalmente en la Reserva Forestal del Volcán Cosigüina los despales que han terminado con ríos, flora y fauna.

Varias estaciones radiales como Veritas, La Guarachera, Cristal, San Cristóbal, entre otras, salieron del aire, y algunos edificios de empresas apagaron sus luces al igual que pobladores conscientes de la dificultad climática.

Los impulsores de la marcha instaron a organizaciones ambientales como Organización para el Desarrollo Ambiental de Nicaragua, Red Somos Nicas, Ballet Bafi, entre otras a participar en el Día del Medio Ambiente el próximo cinco de junio en un maratón ecológico para preservar los recursos naturales, principalmente las fuentes de agua que cada día se agotan.

Con la marcha se intenta comenzar una campaña de rescate del Río Acome, que atraviesa esta ciudad, el cual está casi seco y contaminado con desechos sólidos y líquidos lanzados por personas inescrupulosas.

Varias empresas como los ingenios San Antonio y Monte Rosa S.A, la Alcaldía de Chinandega, entre otras, luchan por la salvación del Río, y para completar este propósito urge el apoyo de la población.