•  |
  •  |
  • END

Al ritmo de los filarmónicos y con detonaciones de cohetes que acompañaban la procesión de la imagen de la virgen de Guadalupe, monseñor Leopoldo Brenes y cientos de feligreses celebraron la colocación de la primera piedra de la edificación del templo católico.

Janet García, miembro del consejo de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, manifestó que “hace tres años se compró este terreno gracias a la colaboración de la señora Rosario de Lacayo y de otras personas que están fuera del país, y de los mismos jinotepinos. El costo de la primera etapa es de ocho mil dólares, que serán invertidos en piso, techo, columnas y el altar”, aseveró la creyente.

“Para nosotros es una bendición que monseñor Leopoldo Brenes ponga la primera piedra de este proyecto que hoy lo consideramos como un regalo de Dios”, afirmó García.

Por su parte, el prelado reiteró que “estamos colocando la primera piedra en relación a Cristo, como el centro de nuestra vida. Esta obra es muy hermosa sobre todo que la feligresía y los guías de las iglesias son muy dinámicos, es por eso que en nuestro país vamos construyendo y restaurando muchas parroquias así como nosotros en nuestras vidas debemos meditar, reflexionar y pedir por nuestra patria, porque todos la queremos para que podamos vivir en justicia, paz, libertad y armonía”, dijo el jerarca.

La infraestructura de la capilla será de 200 metros cuadrados y los miembros del comité realizan rifas, kermes y tardeadas para recaudar fondos para la finalización de la obra que está ubicada del triángulo del barrio La Cruz de Guadalupe, 300 metros al norte, en la ciudad de Jinotepe.

Según los miembros de esta obra de evangelización este lugar también se ejecutarán proyectos sociales en beneficio de la niñez caraceña.