•  |
  •  |
  • END

RIVAS
Mario José Rodríguez, delegado departamental de Rivas del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), está siendo señalado de haber contaminado con aceite negro y desechos de vehículos un pozo de una vecina de nombre Yadira Gazo Espinoza.

La afectada basa su denuncia en que Rodríguez posee en el patio de su casa un taller de mecánica y, además, “hace dos años le arrendé mi terreno ubicado del portón del Hospital Gaspar García Laviana, para que instalará un taller de chequeo mecánico vehicular y el pozo quedó entre ambos talleres, y cuando le di en arriendo la propiedad el pozo estaba bien”, explicó.

No obstante, el funcionario indicó que dicha acusación no tiene ningún fundamento porque en su taller no hacen cambio de aceite, y esta práctica, según él, tampoco la hacía en el puesto de inspección vehicular.

Dice que pozo
no tiene agua
“Yo tengo 24 años de vivir ahí y ese pozo nunca ha tenido agua. Esa propiedad se la renté a ella (Yadira Gazo Espinoza) por espacio de cuatro a seis meses para instalar el puesto de inspección vehicular, y nunca se le echó aceite al pozo”, expresó el funcionario, encargado de velar por el medio ambiente y los recursos naturales de este departamento.

Sin embargo, Gazo Espinoza está segura de que su pozo estaba limpio cuando le dio el terreno en arriendo a Rodríguez y, según ella, fue por un período de dos años y no por cuatro o seis meses, como dice el funcionario. Agregó que de la contaminación se enteró el ocho de enero, ya que días antes se la cedió a una persona que se la solicitó para instalar un lavado de carros, y cuando fueron a sacar agua del pozo, “nos encontramos que el agua se encontraba negra de tanta grasa y además con mucha chatarra de vehículos”.

A partir de ese momento la afectada asegura haber buscado al funcionario del Marena para llegar a un arreglo, pero según ella, Rodríguez más bien se pone molesto, “y me dice que valla a quejarme donde yo quiera, porque por sus influencias no le harán nada”, exclamó.

¿Favorecido?
Para Gazo Espinoza, ella no quisiera creer en el apoyo que le dejó entrever Rodríguez, pero según ella, todo hace indicar que realmente Rodríguez está siendo favorecido por las autoridades del Silais de Rivas, cuyas oficinas están a la par de las del Marena, ya que señaló que desde que denunció el caso no le están poniendo atención.

Como prueba mostró la notificación del resultado de una inspección que realizó al pozo Ricardo Chamorro, del centro de salud Mannin Rener, quien asegura que en la vista que hizo a la fuente de agua el once de enero, se realizaba una tarea de achicamiento del pozo, “el cual fue obstaculizado por tener presencia de aceite y otras sustancias extrañas”, dice el resultado de la inspección.

Sin embargo, según la afectada, el caso en el Silais lo han minimizado y han usado extraños argumentos para no analizar el agua negra extraída del pozo.

Pero, según Rodríguez, él no tiene tal apoyo y asegura estar limpio de esta acusación. Además, recalcó que lo que hay en el pozo no es aceite negro, y está dispuesto a que el caso se investigue.