•  |
  •  |
  • AFP

Alrededor de cinco mil habitantes de la comunidad de Sahsa del Caribe Norte de Nicaragua, afectados por el paso del huracán Félix el año pasado, mantienen bloqueado el tránsito, indicó una fuente local.

"Ya han abiertos cinco zanjas, a la entrada y salida de la comunidad y han puesto más árboles como trincheras para seguir impidiendo el paso vehicular y dicen que están dispuestos a llegar a las últimas consecuencias", informó la superintendente de la Iglesia Morava en Nicaragua, Cora Antoni.

Los habitantes de Sahsa iniciaron su protesta secuestrando ocho camiones cargados con ayuda alimentaria enviada por el gobierno cuando se dirigían a Bilwi, principal ciudad del Atlántico norte, 500 kilómetros al noreste de la capital.

"Hasta hoy, jueves, se mantienen los tranque, retenciones, en Sahsa, en unos momentos en que los que conformamos la comisión negociadora salimos nuevamente a la comunidad porque nos han dado como plazo fatal la tarde de hoy para resolver todas su demandas", informó Antoni.

Demandas
Entre las demandas de los pobladores de Sahsa están la entrega de láminas de zinc para los techos de sus viviendas, alimentos, una nueva planta que los abastesca de energía eléctrica y la reparación de los caminos de acceso a la comunidad.

"La única condición que nos han puesto a la comisión negociadora regional es que quieren hablar directamente con el presidente Daniel Ortega, pues ellos dicen que el gobierno los ha abandonado" señaló Antoni.

Sahsa está ubicada en la carretera que une el Pacífico y el Caribe, a unos 90 kilómetros al oeste de Bilwi.