•  |
  •  |
  • END

WIWILÍ, NUEVA SEGOVIA
Un proceso inédito, de ámbito regional, ha implementado la Asociación de Municipios de Nueva Segovia, Amunse, que fomenta la recuperación y sostenibilidad de una fuente vital de agua de consumo humano para 5 mil habitantes que actualmente viven en el casco urbano y en dos comarcas del municipio de Wiwilí.

Según Alex Zapata, experto ambiental y asesor de Amunse, la restauración de la microcuenca de 15 kilómetros cuadrados, conocida como Buena Vista-Canta Gallo, no se hace con los métodos tradicionales de simplemente reforestar.

“El problema de escasez del agua no es un problema de arbolitos, si fuera de eso ya hace días se hubiera resuelto; es un abordaje de tipo integral, tanto de asuntos sociales, ambientales, económicos, culturales, institucionales y políticos”, argumentó.

El ciclo hidrosocial
Añadió que se trata de entender los conceptos del ciclo hídrico y ciclo hidrosocial. El primero es por el simple hecho de ver caer agua de las nubes que se encauzan por los ríos, luego al mar para volver a las nubes. El segundo, cuando intervienen los seres humanos en la transformación del entorno donde residen, y que lo hacen con sus factores culturales, sociales, económicos y ambientales.

Sobre la microcuenca que trabajan en Wiwilí, hay 900 personas residentes en dos comarcas, que viven de la agricultura e inciden con sus propias realidades en el ciclo natural del agua. “El problema no es de escasez, sino de accesibilidad al agua”, formula Zapata, y lo ejemplificó con el Coco, que pasa por el pueblo y es navegable, pero su corriente está contaminada.

También, Laura Karina Sarantes, del equipo técnico de Amunse, explicó que paralelo al diagnóstico socioeconómico que se levantó con la participación de las dos comunidades y el casco urbano se hicieron inversiones de saneamiento, como letrinificación y fogones mejorados para disminuir la presión sobre el bosque.

Además, con la facilitación técnica, las propias comunidades elaboraron un plan de manejo de la microcuenca, con una cartera de proyectos por el orden del millón y medio de dólares.

Gente propone soluciones al problema del agua
También incluye una campaña de sensibilización, facilitada por Galo Muñoz, experto en comunicación rural.

Dijo que se partió de un diagnóstico comunicacional, de lo que quieren decir y escuchar las comunidades, y por supuesto, la radio sigue siendo el medio para llegar más allá del territorio local, con el 80 por ciento de preferencia.

Una red de comunicadores rurales tienen una revista radial en una emisora local, con el nombre de “Canta Gallo, un paraíso terrenal”, donde por primera vez los campesinos y campesinas comparten sus problemas y visiones alrededor de los recursos naturales y el ambiente.

La inversión actual es de 68 mil dólares, otorgados por la Unión Europea, UE, a través del Instituto Católico de Relaciones Internacionales, conocido como Progressio, y Amunse como ejecutor. El plan finalizará el 31 de julio de este año.

Como todo proyecto tiene sus riesgos, principalmente de sostenibilidad; en el caso, los asesores de Amunse apuestan superarlo por medio del activismo del comité municipal de microcuenca y los subcomités comarcales, que integran el gobierno local, líderes comunales, organismos no gubernamentales e instituciones competentes del Estado.

El 13 de febrero será el lanzamiento del Plan de Manejo con la participación de autoridades locales, nacionales y de la cooperación internacional.