•  |
  •  |
  • END

Cinco familias que han permanecido durante cuatro años en la finca San Nicolás de los Comuneros, ubicada a cuatro kilómetros al oeste de la comunidad de Mina Limón en el departamento de León, fueron expulsados de la propiedad con mucha violencia por más de 80 ex miembros de la Resistencia Nicaragüense, supuestamente amparados por una resolución de la Procuraduría General de la República.

La finca tiene una extensión de 284 manzanas. Aparentemente hace cuatro años, Heliodoro Guevara y sus tres hermanos adquirieron la propiedad a través de una compra-venta al señor Miguel Horacio Miranda, pero la PGR por medio del programa especial de desmovilizados, debido a irregularidades jurídicas que existen en dicha transacción, otorgó 140 de las 284 manzanas a Francisco Ramón Chavarría, Julio César Herrera Castro y Felipe Orozco Inestroza, en representación de más de 80 desmovilizados.

Destruyen viviendas

En agosto de 2009, la Procuraduría y las partes en conflicto elaboraron y firmaron un acta de acuerdo sobre la posesión de dicha propiedad, sin embargo hace ocho días, los ex desmovilizados destruyeron las humildes viviendas de Heliodoro, Ramón Otilio y Juan Bautista Guevara López; Valentín Álvarez Vílchez, y Matilde Patricia Ríos, posteriormente expulsaron a los posesionarios.

Los supuestos afectados, señalan de inoperante a Pablo Ventura, delegado departamental de la PGR, porque a juicio de ellos, ha sido incapaz de resolver este problema de propiedad que podría desencadenar hasta con derramamiento de sangre.

Ventura señaló que la propiedad en litigio pertenece al Estado, las familias reclamantes fueron estafadas a través de una compra venta por Miguel Horacio Miranda, quien había adquirido la propiedad al desaparecido Banco Nacional de Desarrollo, a través de una compra venta efectuada en enero de 2004.

“Porque reconocemos el derecho de posesión de estas cinco familias y porque no queremos perjudicar a nadie, promovimos entre las partes en conflicto un acuerdo de posesión y desmembramiento de dicha propiedad”, relató el funcionario tras rechazar los señalamientos de inoperancia que han hecho en su contra.

Refugiados en vía pública

Después de ocho días de haber sido expulsados de la finca San Nicolás de los Comuneros, las cinco familias entre ellos ancianos, mujeres y niños, se refugiaron a orillas de la carretera entre Mina Limón y Valle de Las Zapatas.

En una acción de desesperación, Heliodoro Guevara y su familia se trasladaron este martes a las oficinas de la Procuraduría para exigir la intervención inmediata de las autoridades, además denunciaron el caso de usurpación de propiedad ante la Policía, y ante organismos de derechos humanos.

Al lugar se presentó Francisco Ramón Chavarría, (42), líder del grupo de desmovilizados quien representa a 183 miembros oriundos de Pantasma, Chinandega, Jinotega, Wiwilí, entre otros municipios.

“Nosotros no vamos a ceder este terreno, no aceptamos ningún acuerdo, si ellos llegan (las cinco familias) no sabemos qué puede pasar, ellos tienen que resolver su problema con el gobierno, nosotros fuimos ubicados en dicha propiedad por Yara Pérez Calero, Intendente de la Propiedad, además no somos toma tierras a como se nos ha tildado poseemos constancias y documentación legal”, afirmó Chavarría.

Los desmovilizados cuentan con una constancia de posicionamiento de una parte de la propiedad San Nicolás de los Comuneros, extendida por la PGR el 18 de marzo de 2010, sin embargo expulsaron a los anteriores posesionarios y desconocieron el acuerdo suscrito en años anteriores.

Para buscar una solución inmediata a este problema, las autoridades de la PGR, Policía Nacional, Gobernación, Intendencia de la Propiedad, y las partes en conflicto citaron una reunión el próximo viernes en horas de la mañana en las oficinas de la Procuraduría en León.