•  |
  •  |
  • END

Doce días después de que la Fuerza Naval de Nicaragua capturó cuatro embarcaciones colombianas, interceptadas unas 135 millas al noreste de Cabo Gracias a Dios, todavía las autoridades de Colombia están en proceso de gestiones con los responsables de Migración para la entrega de los tripulantes.

“Sólo cumplimos con lo que dice la Constitución y las leyes, los colombianos estaban pescando de forma ilegal, los barcos no estaban reportados, mucho menos autorizados para incursionar en aguas nicaragüenses”, afirmó categórico el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés.

“Tenemos que cerrar filas todos los nicaragüenses porque aquí no hay ninguna violación en la captura de 23 colombianos, con lo que se está cumpliendo es con el plan de vigilancia de la Fuerza Naval en protección de nuestro terruño”, añadió Avilés, cuando compartía con varios amigos en su natal Jinotepe.

El alto mando dijo, además, que “recordemos que Nicaragua está en el centro del continente americano, la droga se produce en el sur y transita en dirección norte, siendo Nicaragua un puente hacia otros países, estamos luchando para combatir el narcotráfico en las fronteras”.

También informó que la tripulación hondureña que fue capturada ilegalmente en territorio de nuestro país ya fue entregada a las autoridades de su país.

Sam-7 no se destruyen

Los Estados Unidos en varias ocasiones han solicitado a la institución castrense nicaragüense la destrucción de los cohetes antiaéreos Sam-7, pero el general Avilés asegura que “Nicaragua tiene derecho a tenerlos para la defensa nacional; el inventario de los misiles es de 1,052, están bien guardados y no representan ningún peligro para la población”, señaló.

Avilés, asimismo, declaró que “el Ejército necesita más material, pero no podemos demandar a la nación más municiones porque conocemos el contexto económico de nuestro país, tenemos que balancear entre la necesidad y lo real, somos conscientes de hasta dónde podemos llegar en la medida de nuestras posibilidades”.

También descartó la instalación de algún comando estadounidense en territorio nicaragüense. “Aquí no hay ley que permita eso, la presencia de tropas es con fines humanitarios”, indicó.

“Como Ejército mantenemos relaciones y agregados militares con grados de general y coroneles en Venezuela, El Salvador, Guatemala, España, México, Francia, Taiwán, Estados Unidos y en la frontera con Honduras, hay mucha comunicación”, finalizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus