•  |
  •  |
  • END

Pobladores apoyados por la organización Luchadores Integrados por la Región (Líder), co-manejante de la Reserva Natural de la Península del Volcán Cosigüina, están preparados para controlar incendios forestales durante el presente verano.

La Reserva Natural “Volcán Cosigüina”, mirador de tres países, es el punto más noroccidental de Nicaragua entre el Golfo de Fonseca y el Océano Pacífico, en el municipio de El Viejo. Con 12,420 hectáreas y 859 metros sobre el nivel mar, del cono del volcán.

Atractivos múltiples
Cuenta con bosques trópicos secos y de playa, humedales, lagunas cratéricas, entre otros. Las principales atracciones son las vistas pintorescas desde el pico del volcán y la laguna cratérica.

La Reserva está situada a 210 kilómetros de Managua y se llega a través de Chinandega, tomando la carretera que va hacia la ciudad de El Viejo, hasta llegar a las comunidades de Cosigüina, Potosí, Punta Ñata, entre otras poblaciones. En la Reserva existen 18 comunidades con 8,495 pobladores y una densidad de 20 habitantes por kilómetro cuadrado.

La vegetación es propia de los bosques caducifolios remanentes, regeneración natural y tacotales dispersos. Son áreas de sabanas, jicarales y llanuras con pastos naturales. La fauna conserva remanentes representativos de aves migratorias y residentes permanentes. Además, mamíferos, reptiles y peces.

Las familias se dedican al cultivo de maíz, frijol, soya, sandía, maní ajonjolí, sorgo y ganadería. Además, a la pesca y comercialización de productos del mar en el comercio local y en El Salvador.

Buen nivel de organización
Capacitados por Líder, pobladores de esta reserva natural están dispuestos las 24 horas a sofocar eventuales incendios desde enero hasta mayo, pues en este último mes ya inicia el invierno.

La reducción de las quemas es significativa debido a que durante la época seca de 2007 hubo 14 incendios, inferiores a los 45 en 2004; 38 en 2005 y 18 en 2006.

Desde hace cuatro años los incendios han disminuido debido a que funcionarios de Líder durante dos años han brindado capacitación y sensibilización a 71 mieleros, 25 de ellos trabajan cerca del volcán.

Evert Caballero, funcionario de Líder, reveló que anteriormente los mieleros extraían la miel de forma rústica y provocaban siniestros, como uno ocurrido durante el verano de 2004, en el que se quemaron dos mil hectáreas de bosque.

Transformando costumbres
Los apicultores están convencidos de la protección de los bosques, no así los cazadores furtivos que son controlados por efectivos policiales, marineros del Distrito Naval del Pacífico y miembros del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua.

El perifoneo que recomienda no provocar incendios forestales es constante. Ciento cincuenta personas integran once brigadas contra siniestros. Están capacitados, avituallados y equipados. Cinco guardaparques de línea reciben estipendio por su labor, pero se requiere de otros.

La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), a través del organismo Amigos de la Tierra, financia por ahora con medio millón de euros la construcción de cuatro escuelas, desarrollo de fincas y la campaña en Cosigüina de prevención y control de incendios en el periodo 2008-2009.

Comunitarios, Líder, Fuerza Naval, Ejército de Nicaragua y Policía de El Viejo realizan patrullas preventivas en puntos de daño, entregan comunicados, ordenanzas municipales y afiches acerca del tema de incendios, combaten los siniestros y aplican la Ley 559 contra delitos ambientales.