•  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS

El Juez Local Civil y Laboral de San Carlos, Gregorio Orozco, dio lugar a una demanda que con acción de reintegro laboral interpusieran dos médicos especialistas contra la Clínica Previsional del Minsa, filial San Carlos, en Río San Juan.

Según la abogada Auxiliadora Páramo, apoderada legal de los doctores Marvin Esquivel Tórrez y Carlos Alberto Largaespada Díaz, especialistas en ortopedia y gineco-obstetricia, respectivamente, la resolución judicial ordena a la Clínica Provisional, representada en ese entonces por “el doctor Francisco Melvin Terán Avellán y/o cualquier persona al frente de la misma, que en el término de 5 días, una vez notificada la resolución, reintegre laboralmente en el mismo puesto de trabajo y en idóneas condiciones de trabajo, más el pago de todos los salarios dejados de percibir, desde que se dio el despido de los médicos”.

La resolución fue emitida por el juez Orozco, el pasado viernes, con el derecho de apelar, cuyo plazo venció este miércoles.

La apoderada legal señaló que al doctor Esquivel le aplicaron el artículo 45, para lo cual debieron crear la comisión tripartita, teniendo participación el sindicato, así como las disposiciones que establece el convenio colectivo, hechos que no tomaron en cuenta y respecto al artículo 42 con el que despidieron al doctor Largaespada, atribuyeron abandono de trabajo, lo que es considerado por la abogada como improcedente.

El doctor Largaespada fue despedido, precisamente, al regresar de sus vacaciones, las cuales eran necesarias por su salud, porque sufrió una desgarradura muscular por exceso de trabajo, al responder solo a la demanda hospitalaria, cuando el también ginecobstetra Sergio Chamorro cayó electrocutado, por mal estado del electrocauterio, al momento que realizaba una cesárea. Después fue despedido el doctor Chamorro, quien también entabló demanda en el juzgado.

Según la abogada, “las decisiones arbitrarias, la arrogancia y deficiencias administrativas de funcionarios como el doctor Terán, quien fue destituido del cargo meses atrás, conllevaron a crear un clima de inestabilidad laboral, al atentar contra los derechos laborales de los trabajadores”.

Páramo refirió que siete médicos especialistas de esa clínica demandaron ante el Ministerio del Trabajo su pago de treceavo mes, porque se negó a hacerlo su director, el doctor Francisco Terán, y en represalia éste procedió a despedirlos.

Explicó que los siete médicos despedidos recurrieron a demandar sus derechos laborales ante el Juzgado Local Civil y Laboral, pero en el proceso, dos de los especialistas negociaron con la patronal, renunciando a sus derechos.

Tuvieron que pagar retraso de aguinaldo

No obstante, el juez Orozco también ordenó a la CMP la cancelación de indemnización por retraso de 39 días en el pago del décimo tercer mes, interpuesta por los siete médicos, correspondiente a más de 9 mil córdobas para cada uno, lo cual sumó un total de 45,493 córdobas, monto que se vio obligada a pagar la actual directora, licenciada Hilda Mairena, a quien le ha tocado responder ante la “herencia de la desacertada política de dirección del doctor Terán”.

La abogada Páramo dijo que lamenta, igual que los médicos, que la licenciada Mairena, quien esta tratando de crear una mueva imagen y mejorar la atención en la clínica, tenga que responder ante actitudes inverosímiles, anti-laborales y anti-jurídicas, de funcionarios irresponsables que han negado los derechos laborales que son de ineludible cumplimiento”.