•  |
  •  |
  • END

Una reducción del 40 por ciento de rendimiento en las áreas arroceras de Malacatoya y una considerable baja en la calidad del grano que sobrevivió es el nefasto resultado de una plaga de chinches, que azotó la zona productora, localizada a unos 28 kilómetros al norte del municipio de Granada.   
El Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, calcula que las pérdidas oscilan entre las 700 y mil manzanas de tierras, de un total de 13 mil manzanas que estaban destinadas a la producción de arroz. El delegado departamental, Roberto Maltez Pérez, explicó que el grano que logró resistir el daño salió quebradizo a un nivel 50/50, por debajo del 70/30 u 80/20 que es lo normal.

“Este problema surgió por el adelanto de las lluvias que cayeron a mediados de abril, sin embargo a esa fecha el 95 por ciento de las áreas ya estaban cosechadas, por eso yo insisto en la importancia de respetar los periodos de siembra. Si nosotros logramos mantener hasta el 15 de julio la siembra para invierno y hasta el 15 de diciembre la siembra para verano, entonces no vamos a tener mayores inconvenientes y abril lo vamos a tener disponible para cosecha”, señaló.

 
Provocó alza de precio
El funcionario celebró que la mayoría de los productores de arroz se hayan ceñido al período de siembra recomendado por el Magfor y reconoció que debido a ello el daño no fue mayor, sin embargo dijo que hubo ciertas alzas en los precios.      
 Por su parte, Juan Carlos Cerrato, uno de los productores afectados  indicó que les resulta demasiado caro erradicar el parásito que ha perjudicado la producción, “Nos ha afectado fuertemente y creo que se debe ir metiendo a los productores en la época de siembra de junio al último día del mes de julio, para que no sea  afectado por el chinche”, dijo como una de las  alternativas para evitar mayor destrucción.

28 mil córdobas por manzana

Agregó que “En dinero es mucho la pérdida y  se debe hacer una evaluación, siendo que los costos para la cosecha anda por los 28 mil córdobas por manzana, aunque se recuperó una parte. Lo más difícil es que las financieras no comprenden la situación, son incrédulas en relación a este ataque violento del chinche, porque el interés es que se le paguen sus créditos”.

No obstante, los productores se encuentran esperanzados en el financiamiento que el gobierno otorgara a través del Banco Produzcamos, con el que les prometieron financiar 500 manzanas para arroz de riego, entre otros beneficios.