•  |
  •  |
  • END

KUSKAWAS, RANCHO GRANDE
Gracias al proyecto Acordar que ejecuta Catholic Relief Services y financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), 180 productores de cacao de la comunidad de Kuskawas, municipio de Rancho Grande, fueron beneficiados con un centro de acopio, proyecto que vendrá a mejorar las condiciones de vida de los productores de este rubro.

Para el productor Benigno Loáisiga, presidente de la cooperativa Agua Viva, el proyecto es de importancia para el desarrollo económico de la comunidad porque ahora los productores ya no venden el cacao a precios bajos, al contar con una empresa que compra toda la producción, con los requisitos establecidos por los clientes, aseguró.

El acopio fue construido por los organismos Lutheran World Relief y la Asociación para la Diversificación y Desarrollo Agrícola Comunal Addac, donde se invirtieron 29 mil dólares --más de medio millón de córdobas-- que beneficia a 180 productores de forma directa.

Importancia de carretera
El vice alcalde de Rancho Grande, Miguel Alcides Loáisiga, dijo que hay productores que han sembrado hasta 60 manzanas de cacao y como no había carretera sacaban la cosecha a lomo de mulas para vender a tres córdobas la libra, pero ahora con estos organismos, sólo el cacao anda por siete córdobas la libra y ya seco tiene mejor precio.

El ingeniero Jorge Bermúdez, Director general del proyecto Acordar, dijo que ya tienen varios meses de trabajar con Addac y viendo la necesidad de mejorar las técnicas de producción de cacao, han apoyado proyectos en diferentes comunidades y municipios, a fin de que los productores de este rubro, obtengan más ganancias y mejoren las parcelas.

Aseguró que apenas comenzando a operar, ya se han procesado 4 mil 400 quintales de cacao “en baba”, por lo que estaba seguro que Kuskawas se levantará económicamente gracias a las bondades del cacao que ya tiene un mercado internacional y se vende a mejor precio.

El centro de acopio cuenta con un área de recepción, un horno de presecado, túneles de secado y bodega, que es un nuevo modelo que están desarrollando las organizaciones que trabajan con Acordar.

Los directivos de la cooperativa Agua Viva de Kuskawas, aseguran que el acopio inicia en las comunidades organizadas, que cuentan con un personal entrenado en la selección de la mazorca madura, que esté libre de plagas y enfermedades y con el tamaño adecuado, una vez recolectado y seleccionado el producto, se le transporta hasta el lugar que la comunidad ha asignado para entregar su cosecha y trasladarla hasta el centro para darle el proceso final hasta que sale directo al mercado.