•  |
  •  |
  • END

Santo Tomas
El aniversario de dos importantes hermanamientos festejó el Comité de Desarrollo Comunal de Santo Tomás Chontales. Veinticinco años hermanados con la ciudad de Mol-Bélgica, y 23 años con Olympia-Estados Unidos, siendo a través de la solidaridad de estos pueblos que ha llegado el progreso al municipio.

Oneyda Duarte miembro del Comité de Desarrollo Comunal de Santo Tomas, que administra ambos hermanamientos, recordó que se inició en la época de los 80, cuando el país estaba en guerra, y fue cuando países extranjeros se acercaron para ayudar en las necesidades de las comunidades.

Muchos beneficios
“Gracias a estos hermanamientos Santo Tomas ha logrado tener escuelas en lugares alejados, electrificación en algunos barrios, perforación de pozos, sistema de riego agrícola, reforestación, letrinificación, comedor infantil, biblioteca, taller de carpintería y clínica popular, entre otros proyectos, y es mucho dinero el que han traído a lo largo de estos años”, destacó Duarte.

Actualmente el Comité de Desarrollo Comunal ejecuta un proyecto de microcrédito para retención de ganado y mejora del hato en fincas modelos.

Asimismo benefician a mujeres con huertos familiares y proyectos de artesanía, otorgándoles créditos que van desde los 500 a 3,000 dólares a plazos favorables, lo que les permitirá salir adelante con sus familias.

Ante escasez de empleo
Doña Oneyda destacó que en un inicio les aprobaron proyectos de obras de progreso, pero debido a que existe alta tasa de juventud y pocas oportunidades de empleo, se diseñaron talleres de artesanías, ebanistería y los relacionados con mujeres, para que obtengan los conocimientos teóricos, y luego formen sus talleres familiares y creen una micro-empresa, y allí se les apoya: “Es enseñarles a pescar y no darle los peces explicó”.

El Comité de Desarrollo Comunal es una organización autosostenible, al punto de tener su personería jurídica e instalaciones.

Está conformado por miembros activos voluntarios de diferentes estratos de la sociedad de Santo Tomas, con el objetivo de buscar el desarrollo económico-social del municipio, y es lo que ha favorecido la buena andanza de ambos hermanamientos.

Cambio de vida
“El hermanamiento ha cambiado la vidas a muchos tomasinos, ya que han mejorado su nivel económico, cultural y social y para la población.

Para la Alcaldía de Mol-Bélgica, que es la que recolecta fondos para luego enviarlos a los proyectos que se ejecutan en su ciudad hermana menor Santo Tomás, es un logro saber que recogen los frutos que sembraron”, señaló Leea Maes, miembro del hermanamiento de Mol-Bélgica, quien destacó que ya tiene diez años de vivir en Nicaragua y hasta familia hizo aquí por el calor humano que ha recibido.

“Los intercambios de cultura que hemos tenido cuando llegan brigadas de jóvenes de Bélgica a ejecutar proyectos a Santo Tomás, o cuando han viajado tomasinos a nuestro país ha sido de provecho para ambos, para valorar lo que se tiene, se cuenta y se puede lograr, destaco la integrante del hermanamiento de Mol”.

Ambos aniversarios se festejaron con una velada cultural, exposición de fotos e intercambio de culturas, en donde participaron una buena cantidad de jóvenes belga.