•  |
  •  |
  • END

La Alcaldía de Granada ya inició la presentación oficial del modelo de mobiliario para la comercialización de productos perecederos, carnes, ropa y calzado en el mercado municipal “Francisco Ticay Pavón”, donde están ejecutando un plan de urbanismo y comercio popular para el centro histórico de la ciudad, con el propósito de readecuar y aprovechar los espacios públicos.

La primera exhibición se realizó en la calle “Países Bajos”, conocida popularmente como “La Chanchera”, para que los comerciantes de la sección de frutas, verduras y legumbres observaran el diseño propuesto por las autoridades edilicias. La arquitecta Daysi Membreño, Directora de la oficina del centro histórico de la alcaldía explicó que tienen cuatro bocetos diferentes, de acuerdo a las necesidades de los vendedores y la mercadería que ofertan.

“Este es un proyecto demostrativo con el que queremos mejorar la venta popular en el centro histórico de Granada y hacer una recuperación de los espacios públicos. Pero también pretendemos crearles condiciones de trabajo al comerciante y a los consumidores, aspiramos a darles facilidades de movilización durante sus compras”, expresó  Membreño.

También señalización

Precisamente los consumidores podrán orientarse a la sección de su preferencia a través de una señalización al inicio de cada una de las calles que bordean el mercado. La arquitecta dijo que podrían apoyarse en los colores para organizar las ventas de los productos, por ejemplo, para los perecederos podría ser el verde y para las carnes, el rojo.

Por su parte, el gerente del mercado municipal, Domingo Salazar, manifestó que posteriormente piensan desechar todos aquellos módulos que no prestan las condiciones de comercio, “vamos a desarmar y quitar todos esos tramos, excepto los metálicos, porque tienen un costo demasiado elevado”, apuntó.

Las autoridades además están contemplando la posibilidad de dejar un espacio central para la circulación de vehículos, después de la jornada laboral que concluye a las cinco de la tarde, “para cualquier eventualidad queremos dejar un espacio propicio para las ambulancias o camiones de los bomberos. Es decir, que entre las cinco de la tarde y las cinco de la mañana podríamos permitir el pase vehicular público y privado, pero eso todavía lo estamos estudiando”, indicó la funcionaria.

Aunque Salazar dijo que el precio de cada mobiliario ronda los 300 dólares, la arquitecta Membreño no precisó el monto del financiamiento otorgado por la Unión Europea, la Cooperación Técnica Alemana de la GTZ y el organismo Apoyo Urbano, sin embargo, los comerciantes dicen que están dispuestos a colaborar con el 20% del costo total de su tramo.