Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Juigalpa

Bajo el lema “Causa de nuestra Alegría”, dará inicio el novenario a la Virgen de La Asunción, patrona de Juigalpa, este 6 de agosto y el programa es similar al del año pasado, que incluye la consagración de instituciones públicas, privadas y periodistas, además las visitas de la imagen a las comunidades cristianas.

El seis de agosto, una banda filarmónica animará a los asistentes con cantos a la Virgen en el atrio de la santa catedral, luego el grupo religioso Legión de María, rezará el rosario y a las siete monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, celebrará la Eucaristía y posterior sale la procesión hacia la comunidad Cristo Rey y Dulce Corazón de María.

Como todos los años La Iglesia Católica, organizará un hablatón, en esta oportunidad lo recaudado lo distribuirán entre las personas dependientes en estado de rehabilitación y mujeres embarazadas de la ciudad.

Esperan masiva participación

Espera el padre Aníbal Pérez Rodríguez, vicario de la santa catedral, una participación masiva de los fieles católicos. “Más que participación de la población, espero esa entrega total al señor, porque de esta manera la sociedad cambiará y recuperará los valores morales y religiosos que ya se están perdiendo”, manifestó el sacerdote.

Llamó a los miembros del Comité de las Fiestas Patronales de Juigalpa, a involucrarse en las actividades religiosas programadas por la Iglesia Católica, porque muchas veces los organizadores de la festividad, bajo la sombra de la Virgen, buscan la manera de alcanzar sus intereses personales.

El 11 de agosto la patrona de Juigalpa, llegará hasta la vicaría Nuestra Señora de Guadalupe, y por la tarde retornará al Hospital Asunción, luego participará en el paseo de la Gigantona.

Pero el gran día es el 15 de agosto, cuando los devotos y promesantes acompañan a la imagen en la procesión por las principales calles de la ciudad y se realiza la santa eucaristía.

Novenario al Divino Niño

A propósito de novenario, otro que inició es el del Divino Niño, el que es rezado nueve domingos hasta el gran festejo el primer domingo de septiembre, y desde ya los devotos de la parroquia se preparan para su celebración.

El padre Enrique Molina destacó que acaban de finalizar con una ampliación que se realizó en la parroquia Divino Niño, porque eran tanto los participantes a las misas, que muchos se quedaban de pie por falta de espacio, y era necesario ampliar para brindar comodidad en las celebraciones.

“Aún nos falta concluir, con el cielo falso, la cerámica y detalles, pero ya hemos ubicado veinte bancas que dan un desahogo en las misas, todo esto ha sido con fondos de la parroquia y los devotos del Divino Niño, quienes nos han dado aportes y con los laicos se han realizado actividades como kermes para recaudar fondos, destacó el padre Molina.