•  |
  •  |
  • END

Más de mil 200 productores de papa y maíz, serán beneficiados con una inversión de cuatro millones de dólares, unos 84 millones de córdobas que ejecuta el gobierno de Nicaragua y que es financiado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el gobierno de Holanda.

El proyecto denominado “Fortalecimiento de la seguridad alimentaria, con énfasis en el incremento de la disponibilidad de alimentos generados en las cadenas agroalimentaria del rubro alimenticio de la papa y del maíz en Nicaragua”, es financiado por el Reino de los Países Bajos con el fin de fortalecer la seguridad alimentaria que impulsa el gobierno.

El ministro del Magfor, Ariel Bucardo, señaló que 712 productores de papa y 500 de maíz de Matagalpa, Jinotega y Estelí serán beneficiados con este proyecto de forma directa a quienes se les suministrarán semillas de alta calidad para la producción.

Calidad y cantidad

Bucardo dijo que el gobierno está interesado en apoyar al sector productivo y es por eso que está realizando convenios para garantizar no sólo el financiamiento al productor, sino que se mejore calidad y cantidad del rubro.

Por su parte el encargado de negocio de Holanda Hans Wessels y Gero Vaag representante de la FAO en Nicaragua, señalaron que el objetivo del proyecto, es que los productores mejoren el rubro y ofrezcan al consumidor un producto de calidad.

Señalaron que el proyecto está enmarcado en incrementar la disponibilidad de alimentos, y es uno de los retos a la vez de fortalecer la seguridad alimentaria de la población.

Proyecto de cuatro años

El proyecto tiene una duración de cuatro años y cubrirá las zonas de mayor producción de maíz y papa de los departamentos ya citados, donde de los 712 productores de papa, 41 se especializarán en la producción de semillas, para abastecer a los 671 restantes.

Durante el tiempo que dure el proyecto, los beneficiados contarán con asistencia técnica para conocimientos y habilidades en las tecnologías apropiadas.

Para Álvaro Travers, Presidente de la Comisión Nacional de Papa, el proyecto es de gran importancia para los productores del tubérculo, porque ya no necesitarán importar grandes cantidades de semilla de papa porque se contará con la propia semilla, que permitirá también bajar los costos de producción.