• |
  • |
  • END

Autoridades de Defensa Civil y del gobierno decidieron declarar alerta sanitaria en las riberas del Río Coco, donde el desbordamiento del mismo ha destruido los cultivos de 18 comunidades y nueve mil 305 personas han resultado afectadas. Asimismo, las lluvias han causado estragos en otros departamentos y el número de muertos aumentó de uno a cuatro en las últimas 24 horas.

Además de los daños a los cultivos, las fuertes precipitaciones han causado graves daños en la red vial de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, donde el desbordamiento del Río Coco tiene anegadas varias comunidades ubicadas en el sector conocido como Río Abajo, dentro del municipio de Waspam.

El jefe de la Defensa Civil en la RAAN., mayor Freddy Herrera, señaló que están a la espera del reporte de la Alcaldía de Waspam sobre los daños a los cultivos de arroz, banano, yuca, plátanos y otras plantaciones.

Mientras el presidente de la junta directiva del Consejo Regional Autónomo de la RAAN., Carlos Alemán Cunnigham, informó que el gobierno decretó alerta sanitaria en Río Coco y envió a esa zona a la directora del Silais (Sistema Local de Atención Integral de Salud), doctora Lucía Lira, a coordinar las acciones de atención sanitaria a la población y de fortalecimiento de los centros de salud.

Otras comunidades aisladas

Por otro lado, el desbordamiento del río Wawa dejó incomunicada a gran parte de la RAAN con el resto del país, provocando escasez, encarecimiento de productos de consumo popular en Bilwi, Waspam y otras comunidades, aunque el mayor Herrera informó que ya se reactivó el transbordador de vehículos que opera en el caudaloso río.

“Urge construir un puente sobre el río Wawa y darle mantenimiento a la carretera entre Bilwi y Managua para que los costeños no sigamos padeciendo las consecuencias de las lluvias”, demandó el ciudadano Modesto Acuña.

Más muertos por lluvias

Ayer sólo se reportaba un muerto; un ciudadano que intentó cruzar un río crecido en el municipio de Chichigalpa, en Chinandega, pero el número aumentó ayer. La segunda víctima por sumersión es Cruz Noel Martínez Vega, oriundo de la comunidad Ocotillo, en el municipio de El Jícaral, departamento de León, quien murió el domingo después de ser arrastrado por las corrientes de una quebrada, según reporte de la Defensa Civil.

El mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, manifestó que en las últimas 48 horas se registran inundaciones en comunidades rurales como El Sauce, Achuapa, Santa Rosa del Peñón, y El Jícaral, además de afectaciones en las comunidades El Madroño y Las Lomas, con la crecida del río Tamarindo, en Nagarote.

La tercera víctima fue Catalino Ochoa Suazo, de 19 años, cuyo cadáver aún no ha sido rescatado de las profundidades de la poza “Mujer”, ubicada dentro del río Yasica Sur, a unos 20 kilómetros del centro de Matagalpa.

Caminos intransitables

En Carazo, las fuertes lluvias han dejado caminos intransitables y tres familias damnificadas, debido a la crecida del río Grande, que está ubicado entre la zona de Diriamba y San Rafael del Sur. Las autoridades señalaron que necesitan herramientas para movilizarse y evacuar a las personas afectadas.

Mientras, en Jinotega las continuas precipitaciones ya han causado daños en viviendas, caminos y cultivos, según las primeras informaciones facilitadas por el capitán José Dolores Morales, jefe de la Dirección General de Bomberos.

Socavones en Chinandega

Parte del río Acome de Chinandega se está socavando en el sector conocido como “Amolonca”, donde siete familias están en peligro, mientras en Corinto el dique de arena empezó a socavarse y los dueños de restaurantes están preocupados, ya que si el la situación empeora, el mar se los podría llevar.


(Colaboraron en esta información: Heberto Jarquín, José Luis González, Francisco Mendoza, Tania Goussen, Silvia González y Róger Olivas)