•  |
  •  |
  • END

Los fuertes aguaceros caídos en la tarde del domingo último obligaron a las autoridades locales a trasladar de sus casas a 24 familias, que se encuentran en zonas de alto riesgo en el barrio “Filemón Rivera”, ubicado en la zona suroeste de esta ciudad, y sectores cercanos.

El teniente coronel Álvaro Rivas Castillo, jefe de la Dirección de la Defensa Civil en la región segoviana, indicó que parte de esas familias se han ubicado en sectores cercanos a las riberas del río Estelí, que atraviesa al menos 15 barrios de esta ciudad.

Otros jefes de familia advirtieron que hay casas con paredes de tabla de pino y techo de zinc, ubicadas en áreas de peligro porque están cerca de la quebrada El Zapote, la que en todos los períodos de invierno se desborda y causa problemas de inundaciones.

Pese a los llamados que hacen la Alcaldía, el Ministerio de Salud y otras autoridades, esas familias se resisten a ser reubicadas. De tal forma que siempre se reitera el llamado a ponerse a buen recaudo en la estación lluviosa.

Este lunes los aguaceros continuaron registrándose en Estelí, pero disminuyeron en intensidad, por lo que no han generado mayores daños en los cultivos.

El teniente coronel Rivas Castillo señaló que debido al peligro que corren las 24 familias que fueron evacuadas, las autoridades han decidido que se mantengan por un tiempo prudencial en la casa comunal del barrio “Filemón Rivera”.

Mensajes a familias en peligro
Las autoridades tanto del Comité Departamental de Prevención y Mitigación de Desastres como su instancia a nivel del municipio de Estelí, se mantienen en alerta y brindando orientación a las familias que están en las zonas de riesgo, en cuanto a que tomen las medidas de precaución necesarias a fin de prevenir daños y evitar víctimas.

Este lunes, fuerzas de la Dirección de Defensa Civil y efectivos del Ejército de Nicaragua, ubicados en el Primer Comando Militar Regional, desarrollaron tareas de limpieza en varios cauces, entre ellos el Zanjón de los Cedros, en la zona este y noreste de la ciudad.

El teniente coronel Rivas Castillo también señaló que en la zona de Santa Cruz, ubicada a seis kilómetros al sur de esta ciudad, seis casas resultaron anegadas, ya que estaban próximas a cauces o a cerros, que debido al despale no filtran el agua.

En la misma comunidad Santa Cruz, en Los Antojitos del Desierto hubo un ligero deslizamiento de tierra que derrumbó la pared de un muro perimetral, provocando severos daños en la infraestructura y en objetos que tenían los dueños del negocio.

A nivel de los departamentos de Madriz y de Nueva Segovia, destacó Rivas, no se reportan daños ni afectaciones mayores, excepto una persona que fue muerta el fin de semana último en el sector de Cerro de Jesús, en el municipio neosegoviano de Jalapa, debido a que le cayó un rayo.

En cuanto a los cultivos, el ingeniero José Ángel Rugama, delegado del Ministerio de Agropecuario y Forestal, señaló que de más de 48 mil manzanas de frijoles y de maíz que los productores sembraron en la etapa de primera, sólo se reporta el 3.5% de pérdidas por las lluvias.

Productores afiliados a la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos UNAG, coinciden con las cifras, no así el productor y dirigente nacional de Faganic-Upanic, Salvador Castillo, que estima las pérdidas en un 30%.

Demandan reparación de puentes

En Estelí, barrios como San Miguel y Belén sufren inundaciones. Pobladores de esos y de otros sectores como Los Ángeles, demandaron de la alcaldía y del gobierno central reparar al menos dos puentes que han sido afectados por las lluvias este año, y construir tres, porque cuando llueve quedan totalmente aislados.

También en Estelí el estado de las calles asfaltadas es lamentable, y los taxistas y los dueños de unidades de transporte urbano colectivo claman al gobierno local que las repare.

Ya la alcaldía a inicios del año invirtió cerca de ocho millones en el recarpeteo de las calles centrales, que son asfaltadas, pero ese trabajo no duró ni dos meses por la mala calidad del material y por el efecto de las lluvias.