•  |
  •  |
  • END

Ocho coleccionistas de objetos arqueológicos y varios hoteles turísticos de la ciudad de Granada que no han registrado sus piezas ante el Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, serán sancionados esta semana por funcionarios de esta entidad en coordinación con la Dirección de Investigaciones Económicas de la Policía Nacional.

El irrespeto a la Ley de Patrimonio Histórico y Cultural motivó una jornada de inspección en aquellos locales donde se sabe que existen bienes culturales, manifestó el codirector del Instituto de Cultura, Clemente Guido Martínez, quien aseguró que tienen orden de decomisar las piezas a dueños que no han querido inscribirlas.

“El Código Penal de Nicaragua establece que la tenencia ilícita de bienes culturales es un delito, entonces vamos a sancionarlos”, dijo Guido Martínez.

Mencionó el funcionario que actualmente tienen identificadas a ocho personas --de las que prefirió no dar detalles-- a quienes les ocuparán la colección por tiempo indefinido, hasta que el dueño cumpla con las normas establecidas. “La ocupación es una figura que manda la Ley de Patrimonio, por lo cual nosotros ante una falta de cumplimiento de la ley y de las disposiciones legales, podemos actuar”, indicó.

Los hoteles
En el caso de los hoteles, sólo mencionó al Hotel Granada, situado al final de la calle La Calzada, donde una considerable cantidad de esculturas precolombinas son utilizadas como adornos en la recepción, pasillos y salas, y que por consiguiente, están propensas al daño y a la humedad.

“Hemos hecho el llamado escrito en dos ocasiones a este hotel, que luego no digan que no se lo hemos dicho. En esta ocasión le hago el llamado públicamente al gerente: por favor preséntense a registrar su colección, o se la quitamos”, sentenció el funcionario.

¿Qué hacer?
Para quienes no saben cómo hacer la inscripción, Guido explicó que el primer paso es presentarse en las instalaciones del antiguo Convento de San Francisco, en Granada, con una carta en la que manifiesten la intención de registrar los objetos. Deberán señalar cómo los obtuvieron y en qué consiste la colección. “Eso es todo, a partir de ahí empieza a actuar el Estado”, dijo.