•  |
  •  |
  • END

SAN JUAN DEL SUR
El procurador regional del sur, Wilbert Ibarra Blanco, acompañado de agentes policiales, se trasladó la mañana de ayer al municipio de San Juan del Sur, para tratar de “liberar” las costas de “Playa Dulce”, que permanecen cercadas por los propietarios de la finca “Escameca”, a quienes señala de estar usurpando áreas de dominio público.

Según palabras de Ibarra Blanco, él se trasladaría a “Escameca” a eso de las once de la mañana, para intimar a los dueños a que quiten un cerco de púas de 100 metros lineales que ubicaron en las costas de la playa antes citada, y que se localiza a 14 kilómetros al sur del casco urbano de la ciudad de San Juan del Sur.

Agregó que el cerco que ubicaron los dueños de la finca “Escameca” está a menos de 30 metros de “donde llega la marea alta, violentando así el derecho que tiene el Estado de Nicaragua sobre sus costas, y por ende están usurpando un bien del dominio público”, expresó el procurador en un recurso de amparo que introdujo en la Policía de Rivas, en contra de la sociedad de la finca, representada legalmente por Alberto Bacanada y su socio Berny Bone.

En el recurso de amparo, el procurador señala que fue el seis de diciembre del año pasado que se enteró que los socios de la finca “Escameca” habían obstruido el acceso a “Costa Dulce”, levantando el cerco de púas, por lo que ese día se conformó una comisión interinstitucional integrada por el Marena, la Alcaldía de San Juan del Sur y la Procuraduría, que se encargaría de hacer la inspección.

Caso denunciado
por extranjeros
No obstante, el caso fue denunciado con anterioridad por el canadiense Tyson James Harries y el estadounidense Seth George Detrich, quienes según el recurso de amparo, en reiteradas ocasiones trataron de persuadir a los socios de la finca “Escameca” para que retiraran el cerco, el cual según el procurador, si no lo quitan después de la intimación, se vería obligado a iniciar un proceso penal por usurpación de dominio público.