• |
  • |
  • END

Con el lema “Unidos Contra el Hambre”, la Misión Técnica de Taiwan en nuestro país, y la FAO, realizaron por primera vez en el país un intercambio de experiencias técnicas para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional.

A este intercambio también se unieron técnicos del Instituto de Tecnología Agropecuaria y del Ministerio Agropecuario Forestal, donde la viceministra de esa cartera, Amanda Lorío aseguró que en Nicaragua hay gente que puede sacar adelante al país, y éste es el momento de cosechar y sacar propuestas.

Manifestó que hay muchos retos, pero uno de los principales es la reducción del uso de insecticidas y pesticidas en el cultivo del arroz, así como otros químicos que terminan en el Lago de Nicaragua que ya es fuente abastecedora de agua potable.

Unir esfuerzos

El representante de la FAO en Nicaragua, doctor Gero Vaagt, expresó que este intercambio permite unir esfuerzos y trabajar junto con la Misión Técnica de Taiwan para mejorar los procesos de producción, ya que cada uno tiene sus experiencias en el trabajo y juntando esas ideas se puede trabajar mejor.

Entre los temas desarrollados durante el intercambio están: FAO y la seguridad Alimentaria; la experiencia rural en la seguridad alimentaria y nutricional; puntos claves de las tecnologías en el cultivo del arroz para mejorar la productividad, y puntos claves para el manejo del crédito.

Radiografía de logros

El ingeniero William Fang hizo una radiografía de cómo habían logrado que ahora Sébaco sea uno de los mejores en la producción de arroz, al mejorar la producción y la productividad en la zona.

Fang explicó que los pequeños arroceros de Sébaco han logrado adueñarse del proyecto, mejorando sus horarios de trabajo, pero también cuentan con capital de trabajo propio y están solventes para poder recibir créditos.

La Misión Técnica de Taiwan en Nicaragua está desde 1971 brindando asistencia técnica, pero a partir de 1999 han ocurrido cambios radicales en el trabajo, ya que se ha mejorado en semilla de arroz, también en los frijoles, guayabas, papaya, hortalizas y cerdos, rubros que han servido para mejorar la calidad alimentaria.

El ingeniero Francisco Wang, Jefe de la Misión Técnica en nuestro país, señaló que la clave del éxito ha sido trabajo y más trabajo.

Otro de los puntos que fue señalado por el jefe de la Misión de Taiwan en Nicaragua, y es que los productores no contaban con semilla registrada o certificada para sembrar, lo hacían con semilla comercial y esto los llevaba a la quiebra por dos razones: bajos rendimientos y altos costos productivos, a esto se le agregaba la falta de asistencia técnica.