•  |
  •  |
  • END

La imposición de las autoridades de Educación, en mantener en su cargo a la directora del Instituto Nacional de Occidente, INO, en el municipio de León, Quetzalina de la Concepción Parajón Alejo, a pesar de la inconformidad y de las denuncias efectuadas por los estudiantes aglutinados a la “orteguista” Federación de Estudiantes de Secundaria, FES, podría ocasionar una nueva toma del edificio en los próximos días.

El claustro de maestros de los tres turnos del referido centro educativo abogan por la restitución de Parajón Alejo, y han solicitado públicamente al Ministerio de Educación, Mined, expulsar a los estudiantes que participaron de los actos vandálicos del 20 de septiembre con la toma del edificio, destrucción de la propiedad privada, saqueo de dos pequeños bares, y por verter amenazas en contra de estudiantes y de docentes.

Para que reine la estabilidad dentro del instituto, Mercedes Espinoza, Delegada Departamental del Mined, confirmó que la educadora Parajón Alejo no fue destituida de su cargo: “Fue enviada de vacaciones por un período de un mes, y retornará a sus labores el próximo 20 de octubre. Creemos que es lo más sano que podemos hacer para que vuelva la normalidad del centro”, dijo.

Además, afirmó que los hechos vandálicos cometidos por más de 70 estudiantes han sido repudiados por distintos sectores, pero que las autoridades de Educación no van a aplicar medidas disciplinaria en contra de ninguno, a pesar de que los principales dirigentes ya fueron identificados, y, supuestamente, han sido señalados de ser estudiantes con bajo rendimiento académico y reincidentes de cometer actos vandálicos.

Algunos de estos estudiantes y ex alumnos del Instituto fueron protagonistas de agredir a pedradas la propiedad del profesor Leoncio Duarte, y al maestro Zelmar Ortiz, prestigiados profesionales de la localidad.

El profesor Orlando Betanco Montalván, del turno vespertino en el INO, manifestó que las autoridades de Educación deberían aplicar sanciones a los estudiantes que formaron parte de los grupos que cometieron las acciones vandálicas.

“La mayoría de los ex alumnos que participaron de los hechos vandálicos, ya tienen mayoría de edad, y es deber de las autoridades de Educación denunciarlos ante la Policía”, dijo Betanco, tras agregar que, igualmente, deberían aplicarse sanciones disciplinarias a los estudiantes activos involucrados en tales hecho.

Además, destacó que tienen información sobre otra posible toma del edificio, y están solicitando hasta el resguardo policial.