•  |
  •  |
  • END

La empresa de capital japonés Arnecom, dedicada a la producción de arneses eléctricos para automóviles, y cuya sede se encuentra en la cabecera departamental de León, fue galardonada por segundo año consecutivo por el Ministerio del Trabajo (Mitrab) y por el Consejo de Higiene y Seguridad del Trabajo, al establecerse como una de las empresas líderes en higiene y seguridad del trabajo en nuestro país.

Esta zona franca genera alrededor de siete mil fuentes de empleos directos, en al menos siete años de funcionar en Nicaragua. Según Roseli Calderón, secretaria del Sindicato de Trabajadores de Arnecom, Sitrarnisa, el premio obtenido es un estímulo más para que conjuntamente los trabajadores y la patronal sigan promoviendo las mejores condiciones de higiene y de seguridad dentro de la empresa. Señaló, además, que los trabajadores Arnecom han demostrado su compromiso de mantener ésta, como una de las empresas modelos en Nicaragua
En un acto desarrollado en las instalaciones de la empresa galardonada, Napoleón Ríos Miranda, Viceministro del Trabajo, hizo entrega del galardón de Higiene y Seguridad del Trabajo a trabajadores y a representantes de la zona franca, en presencia de los embajadores de Japón y de México, y de autoridades del gobierno local.

Fomentar cultura empresarial
El objetivo del premio, según explicó el viceministro Ríos, “es fomentar una cultura empresarial de prevención de los riesgos laborales, y presentar a las empresas modelos en materia de gestión de seguridad, higiene y salud de los trabajadores, como lo ha demostrado Arnecom, que cumple de manera correcta y eficiente todas las medidas de higiene y de seguridad que precisa una empresa de este nivel”, dijo el funcionario.

Por su parte, Suamy Alegría, Gerente de Recursos Humanos de Arnecom, expresó que el logro obtenido el año anterior fue parte de un compromiso que aún permanece entre los trabajadores, que confían en los estándares de calidad a través de la promoción de una cultura de higiene y de seguridad.

Las autoridades del Mitrab evaluaron aspectos técnicos organizativos de la empresa, la gestión y la vigilancia médica, así como los derechos laborales y la seguridad e higiene, no sólo en la infraestructura del edificio de la zona franca, sino también en lo referido a las debidas medidas de protección personal, así como los equipos y materiales de protección que forman parte de las herramientas de trabajo de los obreros.