•  |
  •  |
  • END

BOCA DE SÁBALOS, RÍO SAN JUAN

Un acta de compromiso para frenar la profundización en el deterioro del ecosistema y los recursos hídricos, y precisamente ante la amenaza que representa para la Reserva de Biósfera Indio Maíz, la extensión de plantaciones de palma africana y melina, firmó el alcalde de El Castillo, Rito Jiménez y su Concejo.

Ante más de un centenar de pequeños y medianos productores, el alcalde, el vicealcalde y los concejales, presidieron un encuentro donde el director de Fundación del Río, Antonio Ruiz presentó el proyecto de expansión de palma africana en la zona de amortiguamiento de la Reserva de Biósfera Indio Maíz y su impacto socioambiental.

Amenazas para San Juan y biodiversidad

Las plantaciones de palma africana y de melina, las solicitudes de concesiones mineras, el despale causado por madereros apermisados, el plan de construcción sobre el Río San Juan de la presa San Isidro del proyecto hidroeléctrico Brito, la invasiones de tomatierras en áreas núcleo de la Reserva y la expansión de la frontera agrícola, son las principales amenazas que identificó el líder ambientalista, exactamente en el territorio donde se han realizado esfuerzos por la conservación del bosque, su flora y fauna.

El director de FUR precisó que a partir de 1988, las plantaciones de palma se han extendido, de manera que empezaron con 1,373 hectáreas alcanzando 4,950 para el año 2009, y de acuerdo al permiso ambiental otorgado que era de 3,890 con “manejo responsable”, al momento han sembrado 1,703 hectáreas además, violando el permiso ambiental, mientras la compra de tierras avanza y no hay quien los detenga”.

Según Ruiz, las denuncias han llegado a la Procuraduría de Justicia, al Ministerio Público, pero “duermen el sueño de los justos”. “Mientras algunos delegados institucionales de esa competencia más que responder a su responsabilidad de Estado y a su departamento, están más preocupados por quedar bien con su jefe del partido”, lamentó.

Alcalde confirma evasión de impuestos

Precisó que en las investigaciones realizadas, se encuentra la empresa de palma africana con una evasión de impuestos de 280 mil córdobas anuales, según confirmó el alcalde Rito Jiménez.

La explotación de los palmeros no sólo afecta al medio ambiente y a la Comuna, sino también a los empleados a quienes violentan sus derechos laborales.

“El único cultivo que está resistiendo es el cacao, que es amigable con la naturaleza”, señaló Ruiz al destacar y pedir un aplauso para los productores cacaoteros allí presentes.

Edil se siente “pequeño”

El alcalde dijo sentirse “pequeño”, refiriéndose a las facultades que tiene la Comuna, y por el hecho de ser liberal.

“No podemos hacer mucho porque “hay decisiones de arriba”. Nosotros sabemos el daño que hacen, pero hasta donde podemos; sobre la empresa Brito dicen que ya están los estudios, la palma se está extendiendo, así está la melina comprando tierras y se está perdiendo la población que vende y tiene que irse a Costa Rica; el Marena, el Magfor, e Inafor, debiera meter las manos y ayudarnos”, manifestó.

José García, pequeño productor de Nueva Libertad, dijo que posee 18 hectáreas y “nos hemos metido a sembrar cacao porque tiene buen desarrollo y buen precio, pero aquí hay muchos que están mal económicamente y venden sus tierras para irse a otro país, por eso hemos insistido en que el Gobierno Central nos dé incentivos para preservar los bosques”.

Adán López lamentó que se “haya abierto las puertas a la palma africana, ahora esas tierras donde habían árboles son zonas peladas, por eso hace falta crear políticas de incentivos para los dueños de bosque, pues sólo las anuncian y aquí no llegan”.

Luis Hernández, del Comité de Agua Las Colinas, denuncio que enfrentan problemas de agua porque la palma africana tiene la pedrera en cabezas de agua, exigimos al Gobierno que aplique la ley pareja”, demandó.

Deserción escolar por desempleo de los padres

El profesor Leonel Álvarez expresó que en esas zonas unas tres escuelas han desaparecido por la deserción escolar, ante el desempleo la gente se va para el otro lado.

Rosa Jarquín dijo que con la palma y melina están destruyendo los caminos y el agua que también está contaminada.

“El agua se está yendo, el río El Guineal ahora los pasamos con bota y no nos mojamos”, apuntó Modesto Rivas, de La Quezada.

Según Ruiz a esta actividad fueron invitados los funcionarios del Estado, pero ninguno asistió.

Las propuestas

En el acta firmada por el alcalde y el Concejo se propuso la vigencia y actualización del Plan de Manejo de la Reserva Indio Maíz, cancelar los permisos forestales otorgados ante de la entrada en vigencia de la Ley Forestal, definir las garantías para la inversión y desarrollo turístico municipal, integrar el Comité de Cuenca Municipal, protección y restauración de los limites de ríos protegidos por la ley, la regulación de aguas superficiales, restauración de área de recarga aurífera y fuentes de agua de comunidades, necesidad de un programa de saneamiento para 9 comunidades y control de uso de sustancias tóxicas.

Entre las acciones para la unidad ambiental, fijaron la erradicación del trabajo infantil y establecer como distancia de comunidades y centros poblados el retiro de 200 metros de las áreas de plantaciones de palma africana, melina y otros monocultivos.