• |
  • |
  • END

CORINTO
Cuatro mil turistas de diversas nacionalidades arribaron el fin de semana al puerto de Corinto, como parte del inicio de la época de cruceros 2010-2011.

Ellos recorrieron templos católicos antiguos, la cordillera volcánica Los Maribios, el museo del Ingenio San Antonio y las instalaciones de la Compañía Licorera de Nicaragua, como parte de los atractivos turísticos del departamento de Chinandega.

Una fuente del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur aseguró que antes de mayo de 2011 se tiene calculado que a este puerto llegarán unos 20 mil turistas de diversas partes del mundo a bordo de 13 barcos gigantescos.

Los turistas compran artesanías y se llevan un recuerdo imperecedero de Nicaragua, donde durante su corta estadía las autoridades competentes les brindan seguridad.

Capacitan para mejorar trato a turistas

Para atender con esmero a los visitantes, las autoridades competentes capacitaron a taxistas, tricicleros, miembros de la Policía Turística y guías turísticos. Mientras tanto, Careli Tours, dispuso de once buses para el traslado de los turistas hacia los templos de Chinandega, El Viejo, los hervideros de San Jacinto y la ruta del Ron y El Azúcar en el municipio de Chichigalpa.

El turista Don Brown, se fue encantado de Nicaragua con ganas de volver porque a su juicio, es distinta a Columbia Británica, Canadá, donde prevalecen las montañas, y el terreno de nuestro país es plano, con lagos y volcanes, y comentó que le llamó la atención principalmente el calor humano.

Los primeros turistas llegaron en los cruceros El Zuiderman y Statendam, el último que llegará será el Orion II el viernes 6 de mayo de 2011. En los visitantes se incluyen los más de dos mil turistas japoneses entre ellos sobrevivientes de las ciudades de Horisma y Nagazaki, que llegaron recientemente a Corinto a bordo del Barco de la Paz.

Los turistas contribuyen a la economía de Nicaragua, con la compra de diversos productos en tiendas que se colocan en la ciudad portuaria, donde los artesanos promueven la cultura, y se llevan sus ganancias.