• |
  • |
  • END

Un grupo de mujeres aglutinadas a la Cooperativa “Mujeres Guerreras, Yoacihuatl” en el municipio de León, trabajan en la eliminación de malezas, remoción de obstáculos y derrumbes, limpieza de cunetas, alcantarillas, así como en la reparación de señales verticales en la carretera León-Las Peñitas-Poneloya.

Las féminas fueron contratadas por un periodo de cinco meses, por el Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, con el objetivo de brindar mantenimiento rutinario al tramo de carretera que fue construido recientemente por la Cuenta Reto del Milenio CRM, y el financiamiento del pueblo y gobierno de los Estados Unidos.

La cooperativa está conformada por once mujeres y un hombre, quienes trabajaron en el periodo de rehabilitación de la obra de construcción, que duró alrededor de 18 meses, brindando vía a lo largo de los 20 kilómetros del tramo.

Ventaja de estar en organización
El contrato es por cinco meses, culmina en enero de 2011, y es por un monto de C$ 296 mil 970 córdobas, “este logro fue el resultado del esfuerzo de este grupo de mujeres que se organizaron en cooperativa con apoyo de la CRM, para formar parte de la red comunitaria que trabaja con el Fomav en asegurar la durabilidad de las vías de tránsito en Nicaragua”, dijo Judith Vanegas, vocera de la CRM.

Pero además de apoyar en la formación empresarial de “Mujeres Guerreras, Yoacihuatl”, la CRM les garantizó intercambios de experiencias con otras microempresas encargadas de esta labor y les donó implementos de trabajo, que tienen una inversión de 70 mil córdobas, como: carretillas, machetes, palas, uniformes, etc.

Antes de trabajar en la construcción de la carretera, la mayoría de las socias estaban desempleadas o desarrollaban trabajos temporales como vendedoras ambulantes o domésticas, ganando un promedio de mil córdobas mensuales.

Gratitud con Estados Unidos
“Nos sentimos agradecidos con el pueblo y gobierno de Estados Unidos para rehabilitar las carreteras de Occidente y crear fuentes de empleo para la población”, indicó Nubia Laguna, Presidenta de la Cooperativa.

El 80% de las nuevas cooperadas, con los ingresos que percibieron durante su trabajo en la construcción de la carretera León-Las Peñitas- Poneloya, lograron construir sus casas, mejorar sus viviendas, mantener los estudios de sus hijos y comprar electrodomésticos.