•  |
  •  |
  • END

Mediante un comunicado enviado a los medios de comunicación, varios trabajadores de la Alcaldía de Jinotepe Carazo, miembros de la Unión Nacional de Empleados, UNE, repudiaron el abuso cometido por agentes policiales, aseguran, en contra de la señora Flor de María Esteban, quien trabaja de afanadora en el Palacio Municipal de Jinotepe.

Flor de María fue señalada de sustraer dinero del bolso de Marisol Valdivia, asistente de la vicealcaldesa Gretel Contreras. Al final de la requisa, a la obrera no se le encontró ninguna evidencia que la impute en el robo.

Según confirmación del sub comisionado Roberto López, miembro de Auxilio Judicial de la Policía Nacional en este departamento, el hecho ocurrió el pasado 12 de octubre en horas de la mañana. “La vicealcaldesa llamó a la Policía, reportando que se habían robado tres mil córdobas y cuarenta dólares a su subordinada”.

Cinco hurtos “al hilo”

El alto mando policial confirmó además que en la misma institución pública cinco personas más han sido víctimas en lo que va del año, con el “modus operandi” igual.

El sub comisionada manifestó que están investigando si el ladrón es “gato casero”.

Mientras tanto los líderes sindicalistas y miembros de los Gabinetes del Poder Ciudadano que trabajan en las diferentes áreas administrativas de la comuna jinotepina rechazaron el que “a una compañera se le obliga a quitarse sus prendas en su trabajo, es ultrajada porque sólo existe una sospecha de hurto que apenas está en proceso de la investigación; condenamos estos hechos, vengan de donde vengan, ya que de esta manera se violan los derechos y la integridad física y moral e institucional de las mujeres…”

“Las mujeres éramos ultrajadas de todas formas, no podemos permitir que se repita esta acción bochornosa que violente la dignidad de una mujer humilde que fue atropellada”, dice literalmente el comunicado firmado por el consejo de liderazgo y el sindicato de trabajadores de la alcaldía municipal, UNE y empleados independientes.