•  |
  •  |
  • END

Bluefields

Pescadores artesanales de los municipios de Laguna de Perlas, desembocadura del río Grande y Corn Island, recibieron una donación de nasas o trampas para la captura de langostas en el mar Caribe.

Según Karen Joseph, delegada del Instituto Nicaragüense de Pesca (Inpesca), las nasas se entregaron a pescadores afectados por el huracán Aída el año pasado.

“Esa era una de las demandas que encontramos tras el paso del huracán, muchos pescadores perdieron sus herramientas de trabajo, en su mayora nasas que usan para la pesca de langosta”, expresó.

Argumentó que se entregaron 7 mil 500 nasas valoradas en 50 mil dólares, gracias al apoyo de la FAO, (Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y la Agricultura). “Entregamos entre 10, 20 y 30 nasas a cada uno de los pescadores, éstas las hicimos aquí y esperamos que les dure buena temporada”, explicó Joseph.

El huracán Aída impactó la Costa Caribe el 4 y 5 de noviembre de 2009, causando severos daños al medio ambiente y 14 mil damnificados afectados en los municipios litorales de la RAAS.


Baja en actividad pesquera
La baja en la actividad pesquera se profundizó en la RAAS hace cinco años con la caída de los precios del camarón y el pescado en el mercado internacional, pero el Consejo Regional del
Atlántico Sur, espera aún la respuesta del Gobierno Central acerca de la propuesta de crear una nueva empresa procesadora de mariscos, inversión que requiere tres millones de dólares para administrar sus operaciones.

La FAO también está apoyando al Gobierno de Nicaragua a través de un proyecto del programa de Cooperación Técnica, suministrando frijoles rojos, semillas de maíz y fertilizantes a más de 5,700 familias de agricultores más vulnerables y estarán disponibles para la siembra del maíz en octubre, y de frijoles, en noviembre.