•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
El ruido del motor fuera de borda de la lancha rompe la armonía de los sonidos emitidos del manglar que bordea el Río Estero Real, en donde especies acuáticas, como conchas, punches, larvas de camarón y otras, encuentran su hábitat.

Al viajar sobre el delta se siente la brisa provocada por la velocidad de la lancha que moja el rostro. Se contemplan aves que surcan rápido el cielo y otras que flotan sobre las aguas para atrapar su alimento.

El Río Estero Real, con una superficie de 3 mil 690 kilómetros cuadrados, es una vertiente del Pacífico de Nicaragua que comparte con El Salvador y Honduras la formación costera del Golfo de Fonseca. Posee un sistema con características dominantes de humedal estuarino y costero-marino. Tiene más de 18 mil hectáreas de bosque de mangles y una alta diversidad de especies.

Esta belleza desde 1983 fue declarado Reserva Natural Protegida Delta del Estero Real y sitio Ramsar (2001).

Es el más largo del Occidente de Nicaragua, recorre 137 kilómetros desde su nacimiento cerca de los municipios de El Sauce y Achuapa, y drena el 95% de las lluvias del Occidente del país.

Actualmente el uso del manglar ha sido destructivo (extraen leña, carbón, madera para construcción). El Huracán Mitch y las granjas camaroneras también han contribuido a la destrucción de las lagunas temporales que fueron la fuente de abundantes pesquerías.

La pobreza, el desempleo, los niveles de erosión y degradación de los recursos naturales, son los principales problemas definidos por la Estrategia de Ordenamiento del Gobierno en 24 comunidades, ubicadas en las riberas del Río Estero Real.

Y es que la mayoría de los habitantes sobreviven de la agricultura artesanal, la extracción de leña y manglares, pesca de conchas, huevos de tortuga y camarones en los 11 esteros primarios, 41 esterillos secundarios y en las seis áreas de lagunas costeras temporales durante el invierno.

Ante esta situación diferentes sectores públicos y privados involucrados en esta problemática han conformado una instancia interinstitucional para buscar alternativas o respuestas que contribuyan a preservar el ecosistema de la zona.

EI Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca), con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), desde 2009, inició un proceso de promoción y adopción del Enfoque Eco-sistémico a la Pesca y la Acuicultura (EEP/A) en el Estero Real.

Con este proyecto se espera la viabilidad y se pretende, la armonización de las prácticas de acuicultura y pesca con el cuido del medioambiente y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales que mantengan la salud del ecosistema estuarino del Estero Real.

La primera fase del proyecto de apoyo al EEP/A consistió en realizar talleres con grupos de actores interesados en mejorar la comprensión del Enfoque, en generar información y conocimientos urgentes y útiles sobre la problemática integral del eco-sistema, además de contribuir a la definición de un Plan de Implementación del EEP/A en el Estero Real.

Los grupos de trabajo han logrado diseñar una línea de base de pesca y acuicultura en el Estero Real, en la que se identificó la existencia de 819 pescadores de forma permanente o temporal que acceden a los recursos del Río, de los cuales el 61% están organizados en cooperativas y un 39% trabaja de forma individual.

Doris Soto, especialista en pesca y acuicultura de FAO en Roma explicó que se pretende que el ecosistema del Estero Real sea sustentable en el tiempo y para ello se necesita que todos los actores estén de acuerdo en cuáles son los problemas y cuáles son las medidas que deben corregir”.

Afirmó que se ha logrado identificar los principales problemas. Se ha diseñado y seguido una hoja ruta de las actividades que se han ido realizando, además, se han definido grupos de trabajo de discusión, análisis y formulación de proyecto, incluso se realizó una evaluación del estado ambiental del Estero Real, y se hará un estudio sobre la capacidad de carga principalmente con respecto a las actividades de pesca y acuicultura de camarones, lo que contribuirá a mejorar el sistema de monitoreo.

Ismael Wong, Gerente de la empresa camaronera “Torrecillas”, afirmó que están convencidos que para la industria camaronera es muy importante estar dentro del concepto de sostenibilidad, para asegurar la viabilidad del rubro”.

“Y es que lo que tenemos en el Estero Real es una gallina de huevos de oro, que no se debe descuidar, porque genera gran cantidad de empleo, por eso es urgente hacer un estudio con enfoque al ecosistema que debe reflejar la capacidad de ahora y del futuro y que indique qué medidas se deben aplicar para desarrollar leyes y políticas que permitan el cuido verdadero”, afirmó Daniel Narváez, delegado del Inpesca en el Occidente del país.