•  |
  •  |
  • END

Con el objetivo de disminuir la actividad delictiva durante el presente ciclo cafetalero en el departamento de Jinotega, garantizar la seguridad de los productores, cortadores, transportistas y proteger el traslado de valores, los miembros del Primer Batallón de Infantería acantonado en Jinotega, emprendió el plan de protección y seguridad a la cosecha cafetalera 2010-2011, un plan que contempla la presencia directa de 147 efectivos.

De acuerdo al Coronel Ricardo Sánchez Méndez, Jefe de la Sexta Regional Militar del Ejército de Nicaragua, el plan iniciará a partir del primero de noviembre al 28 de febrero de 2011, el que comprende la instalación de diez bases de patrullas, los cuales están ubicados en San Isidro, La Pita del Carmen, Abisinia, El Guapinol, Los Potrerillos, Buenos Aires, La Colonia, Mancotal, Santa Fe y el Plante, así como la instalación de tres retenes en igual número de lugares claves.

Traslado de valores

Según el jefe militar, en el ciclo anterior el Ejército aseguró el traslado de valores de 267 mil 482,089 millones de córdobas, pero este año esperan sea mayor cantidad debido a que se estima se produzcan unos 800 mil quintales de café oro.

Detalló que uno de los principales males que afecta durante el ciclo cafetalero es cuando llegan trabajadores provenientes de todo el país, por lo que exhortó a los productores cafetaleros a tomar algunas medidas preventivas, aunque negó que actualmente hayan grupos delincuenciales armados y aseguró que lo que existen son elementos que dedican medio tiempo a la actividad delictiva.

El plan también va dirigido a garantizar la seguridad del hato ganadero en este departamento, contrarrestar los delitos comunes y velar por la protección de los recursos económicos especialmente durante el pago de planillas.

Por su parte el cafetalero y presidente de la Asociación de Cafetaleros de Jinotega, Eduardo Rizo López, dijo que lo más importante del plan es mantener una estrecha relación y comunicación con el Ejército por lo que va a significar la cosecha este año debido a la gran cantidad de circulante que va a generar.

Rizo calcula que entre 16 a 18 millones de latas que se van a cortar y que se espera la presencia de 70 mil cortadores de los cuales 40 mil provienen de todas partes del país, incluyendo a los trabajadores que van a laborar en la parte administrativa.