•  |
  •  |
  • END

Nueva Guinea

(Colaboración)

Los dos cementerios que tiene Nueva Guinea, uno ubicado en la zona cuatro, y el otro en la zona siete, están siendo visitados desde antes del dos de noviembre, día de los difuntos.

Según el ingeniero Freddy Altamirano, Director de Servicios Municipales, el gobierno local que dirige el ingeniero Denis Obando Marín, ha venido trabajando para hacer mejoras en los dos campos santos.

Jorge González agradeció al gobierno liberal por los esfuerzos que hacen para mantener los cementerios limpios, hay guarda de seguridad las 24 horas, servicio de agua, aunque el vital líquido sólo en el de la zona siete.

Este cementerio fue

inaugurado por el entonces alcalde José Dolores Rocha (período 1996-2000), cuando se acordó junto a su concejo, aprobar una contrapartida para comprar este lote porque en el cementerio central ya no había lugar para más fallecidos.

Cabe destacar que en este mismo cementerio se encuentran los restos del ex alcalde Dolores Rocha, de Alfredo Narváez, este último fue secretario de la Federación de Béisbol, y muchas otras personas connotadas de la ciudad.

Cementerio central sin agua

El Cementerio La Gongolona, de la zona cuatro, donde está la mayoría de la población nuevaguineana y de otros municipios, presenta el problema de escasez de agua. Los familiares de los difuntos, si quieren hacer alguna construcción, tienen que comprar el barril de agua a 50 córdobas. Don Bayardo Hernández manifestó que es falta de gestión municipal que no haya este servicio.

Altamirano dijo que ellos ya enviaron la solicitud a Enacal, pero todavía no se ha podido resolver, mientras que el delegado departamental, ingeniero Pedro Gutiérrez, manifestó que “en este cementerio hace como diez años existió el vital líquido, pero lo suspendieron porque en esa época no había guarda de seguridad y las personas que deambulan en las noches dejaban los grifos abiertos y era un desperdicio”.

Gutiérrez aseguró que “antes del 2 de noviembre se estará dando el servicio a dicho cementerio para que la población pueda hacer uso del agua y no haya problema con las construcciones y arreglos que se le hacen a las tumbas”, concluyó.