•  |
  •  |
  • END

Nueva Guinea
(Colaboración)

“Joven con esperanza canta a Cristo una alabanza”, con ese lema inició el IV Festival Artístico, promovido por la Iglesia Católica de esta localidad, donde los participantes fueron los de la zona rural, aunque los grupos del casco urbano no participaron, estuvieron organizando la actividad que se realizó en la antigua parroquia de Nueva Guinea, hoy colegio La Salle.

El coordinador de los jóvenes, Eliseo Hernández manifestó que “por cuarta ocasión se han realizado estas actividades con el objetivo que los jóvenes estén más cerca de Cristo y de esta manera evitar malos hábitos que muchas veces desencadenan en violencia”, puntualizo.

Los participantes fueron diez grupos en total, y fueron seleccionados en sus respectivas comunidades; la feligresía se dio también a la tarea de realizar eliminatorias en su misma iglesia para luego escoger a los que tenían mejor letra y música, así como entonación, mejor métrica y vocalización.

“Nada de karaoke”

Los instrumentos utilizados fueron guitarra, flauta, requinto, guitarrón. La idea era que el participante realizara su propia música y cantar con su propia vocación “Nada de karaoke”, dijo Hernández.

Los cantos tenían que llevar elementos definidos tales como: eucaristía, misión, juventud, familia. El jurado estuvo compuesto por seis personas que clasificaron cada canto.

José Esteban, habitante de la colonia Nuevo León, manifestó: “Ganar sería bueno, pero si no se puede me satisface servir a Dios y a María”.

Mientras que Massiel Rivera López, de la colonia El Verdún, expresó que es su primera experiencia.

Escoger al primer lugar fue difícil para el jurado, porque todos los grupos se presentaron con vocación y deseo de ganar.

El tercer lugar se lo llevó la colonia Río Plata; segundo lugar, la Iglesia de Providencia y el primer lugar fue para la agrupación de La Fonseca con el canto “Juventud, el mundo en tus manos”.

Premios en efectivo

Los premios este año fueron en efectivo. En años anteriores lo que recibían eran instrumentos, pero ahora se realizó de manera diferente para que los participantes decidan qué hacer con su premio.

En la actividad se presentaron payasos que hicieron las delicias de decenas de niños que participaban. El evento concluyó sin reclamo alguno, todos se fueron contentos, luego de casi siete horas de cantos y música.