•  |
  •  |
  • END

Bilwi

Unos 26 mil habitantes de la Región Autónoma del Atlántico Norte que fueron afectados por el Huracán Félix, están siendo beneficiados por el proyecto “Reconstruyendo Ambientes Saludables” ejecutado por Save the Children con un monto de US$720 mil dólares provenientes de la Unión Europea, mediante el PNUD.

El coordinador de programas del PNUD en la RAAN, Doctor Harold Campos informó que con este proyecto se pretende reducir la vulnerabilidad, y crear una condición de estabilidad en cuanto a los servicios de agua y saneamiento, con énfasis en la Educación y atención en Salud en la vida de pobladores afectados por el huracán Félix en el municipio de Rosita y territorios Tasba Pri (jurisdicción del municipio Puerto Cabezas) y Matumbak (jurisdicción de Bonanza).

Saciando la sed 

Marlon Montes, funcionario de Save The Children en Rosita explicó que se están creando condiciones para que 4,547 personas de cinco comunidades y núcleos indígenas, entre los que se encuentran Wasakín y Sasha, tengan acceso sostenido de agua potable de calidad.

“Además serán beneficiadas 20,233 personas de los sectores rurales del municipio de Rosita atendidas en centros o puestos de Salud donde tendrán un servicio con calidad, debido a las condiciones higiénico-sanitarias que se obtendrán con este proyecto”, recalcó Montes.

Señaló que el proyecto también será útil para 1,360 estudiantes de Preescolar, Primaria y Secundaria y 55 docentes de diez centros escolares, enfatizando que las escuelas servirán como albergue en casos de emergencia.

Viejo sueño

El maestro Stridman Cisneros, de la comunidad de Wasakín, señaló que en 1973 la empresa minera Neptuno, de Bonanza, comenzó a derramar cianuro en el río Bambana donde históricamente el “Pueblo TWahka” se ha abastecido de agua para consumo humano.

“Nuestro recordado líder Ronas Dolores (qepd), logró romper el silencio de esa época, y denunció que en un solo día fallecieron 25 niños envenenados tras beber agua del Bambana.

Cisneros calificó como logro histórico este proyecto de agua para su comunidad, después de haber realizado incesantes gestiones de dirigentes locales, la municipalidad de Rosita y el Consejo y Gobierno regional.

El funcionario del PNUD, Virgilio Rivera opinó que el suministro de agua de calidad para Wasakín, Sasha y otras comunidades es de gran importancia porque mejorará la calidad de vida, y por ende, a los beneficiarios que han aportado con la mano de obra.

Rivera destacó la necesidad de conservar las fuentes de agua, mediante la creación de reservas municipales y comunales para preservar los manantiales que están siendo embalsados para surtir a las plantas potabilizadoras y las cañerías que llevarán el vital líquido mediante gravedad hasta los hogares.