•  |
  •  |
  • END

Un proyecto de más de cuatro millones de córdobas que tenía por objetivo cambiar el rostro del mercado de Rivas, sigue sin dar resultados, porque transeúntes, trasportistas y comerciantes aducen que en muchas partes del centro de compras pareciera que no se ha invertido.

Se trata de la construcción de la terminal de buses y el adoquinado de las calles de acceso de la zona norte del mercado, cuya obra fue financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y con recursos propios de la municipalidad.

La Terminal fue inaugurada el 15 de agosto de 2007, por el entonces alcalde liberal René Martínez Somoza, pero desde el inicio la calidad de la obra quedó en entredicho, ya que dos días después de la inauguración se hundió parte del adoquinado.

El proyecto consistió en la construcción de una parada con siete bahías para los buses que cubren la ruta Rivas-Managua, Rivas-Granada y Rivas-Jinotepe, así como la del trasporte intermunicipal.

También se incluyó el adoquinado de las avenidas internas del mercado, ya que se carecía de la terminal y las calles, las cuales al no estar adoquinadas eran intransitables en época lluviosa y las quejas de los trasportistas, pobladores y comerciantes eran constantes.

El malestar fue tal, que a mediados de este año los vendedores enviaron una carta a la Alcaldía de Rivas, para que rehabilitaran la calle de acceso a la terminal y erradicaran los charcos que se formaban producto de las lluvias.

Uno de los quejosos es Roberto Ruiz, quien tiene una venta de mariscos, quien al igual que todos los comerciantes consultados, aducen que las ventas han disminuido porque “nadie pasa por aquí, debido a los charcos de agua putrefacta, y para colmo hasta el adoquín quitaron y la calle quedó como antes, dando la impresión que aquí no se ha invertido nada”, detalló.

Invierten 600 mil más y no se ven

Al consultar al responsable de proyectos de la Alcaldía de Rivas, Róger Palma sobre los cuestionamientos de la inversión, respondió que a raíz de las quejas de los comerciantes, a mediados de este año destinaron 600 mil córdobas para rehabilitar las vías de acceso de la terminal de buses, pero la población asegura que todo sigue igual o peor, porque hasta desprendieron el adoquín en varios tramos.

De acuerdo a Pérez, para erradicar de este problema es necesario instalar un sistema de drenaje en la zona norte del mercado, “porque lo que se haga aquí se hunde debido a que la tierra es arcillosa, pero compactaremos con material selecto para solidificar el terreno y rehabilitar las calles”.