•  |
  •  |
  • END

Jinotepe
Especial PARA END

Una estela de luto y dolor, pero buenos recuerdos de su generosidad y servicio a sus semejantes, dejó en Jinotepe, la muerte del reconocido tradicionalista, don Juan Ramón Rodríguez Matus, “Nono” para sus amigos, cuya partida aún mantiene consternado a los jinotepinos.

Rodríguez Matus, (73), fue uno de seis hermanos, descendientes del matrimonio compuesto por doña Rosa Matus y Francisco Rodríguez, de grata recordación en la ciudad.

“Nono” a como le llamaban con cariño sus amigos, procreó cuatro hijos y estaba casado con la licenciada Estebana Cortés Guadamuz, una mujer sencilla que le fue fiel en el amor y atención hasta el último momento de su vida.

A Rodríguez, un hombre muy servicial y bondadoso, se le recuerda en Jinotepe, entre otras cosas, por haber sido el primero que instaló un laboratorio de análisis clínico, conocido hasta ahora como “Laboratorio Emilio” cuya trayectoria data desde hace 50 años.

Su viuda, recuerda que su esposo trabajó desde muy joven para el Ministerio de Salud, en el antiguo Hospital El Retiro, así como en el Hospital Santiago, también lo hizo en Masatepe.

Posteriormente, por su cuenta montó su empresa que hasta hoy se mantiene. Pero hay un elemento por el que “Nono” posiblemente será recordado siempre, él fue diez veces mayordomo de Santiago, el patrono querido de los católicos de Jinotepe, sus fiestas guardan la fama de ser las que mejor se organizaron en el pueblo.

Era un hombre que en nombre de Santiago le gustaba dar de comer en abundancia a la gente en la plaza de fiestas, y no se diga la cantidad de pólvora que dejaba escuchar en las festividades de “Chago”.

Su funeral, como pocos, fue un verdadero mar humano, todo el mundo quería darle el último adiós y así fue, mientras la música de viento y los mariachis también hicieron lo suyo antes de que su cuerpo recibiera cristiana sepultura en el camposanto de su querido y natal Jinotepe.